Las cualidades del compositor: La expresión emocional

El  compositor,  como  todo  ser humano, está sujeto a cambios de humor y  a  una  gran  variedad  de  estados  de ánimo en especial rabietas, melancolías, celos,  depresiones,  amarguras,  odios, rencores,  envidias,  resentimientos, deseos  asesinos…  ¿Qué  hace  el compositor con esos sentimientos? Pues intenta  volcarlos  en  la música  que  está escribiendo.  La  música  se  presta  para recoger  y  manifestar  expresiones  muy diversas.  Fritz  Heinkel,  en  su  Sinfonía Giocosa,  llegó  a  relatar  varios  chistes. Se  trataba de chistes muy conocidos —tres  de  ellos,  incluso,  habían  sido publicados en La Stampa—, por  lo que la obra tuvo poco éxito.

Si no chistes, las bromas musicales son muy frecuentes y un cuarteto de Haydn, el op.33/2, tiene ese sobrenombre, “La broma”, por cómo engaña al auditorio haciéndole creer que ha finalizado para acabar luego cuando menos se espera.

Una  sinfonía  de  Janos  Gerber  pasa por  veinticinco  estados  de  ánimo diferentes en unos pocos compases. Allí el  compositor  expresa  sucesivamente ternura,  melancolía,  lujuria,  tristeza, alegría,  desazón,  exaltación,  abulia, indecisión,  debilidad,  terquedad, certeza,  duda,  infortunio,  dispersión, enajenación,  arrepentimiento, deficiencias mentales,  escozor,  hambre, sordera  y  deseos  de  orinar.  ¡Y  esto  ensólo tres vertiginosos segundos!

Tampoco son tres segundos ni tanta variedad de sentimientos, pero el primer movimiento, Grave; allegro di molto de la Sonata nº 8 “Patética” de Beethoven reune una buena colección.

Por  el  contrario,  las  músicas orientales  suelen  ser  más  estáticas  y meditativas. Cierta  vez  el  compositor  y ejecutante  de  sitar  Ravi  Patak  cambió levemente de estado de ánimo musical a las  tres  horas  de  haber  comenzado  la obra, y  fue  sumergido en el Ganges por una multitud  enardecida  que  le  gritaba: «¡Ciclotímico!»

No sólo las orientales. Huelgan ejemplos.

Cantando bajo la ducha. Jorge Maronna (Les Luthiers) y Daniel Samper.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Cantando bajo la ducha y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Las cualidades del compositor: La expresión emocional

  1. Josep Olivé dijo:

    …”…rabietas, melancolías, celos, depresiones, amarguras, odios, rencores, envidias, resentimientos, deseos asesinos… ¿Qué hace el compositor con esos sentimientos?…”…

    Pues hubo uno muy cabezudo que le dio por explicar los avatares de un puto anillo durante 16 horas largas largas…pare dejar el anillo exactamente donde estaba al principio… :-)…un sublime repaso de todas las emociones humanas posibles…y por un anillo…

  2. Josep Olivé dijo:

    No lo puedo evitar…Escena final…Impresionante!

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s