Lo más grande (en condiciones adecuadas)

Puede que influyeran los vapores espirituosos o el prometedor aroma de unos níscalos que estaban guisándose con unas humildes patatas y unas costillitas adobadas, pero ayer a mediodía, el segundo movimiento de la Tercera de Beethoven quedo declarado en esta casa que es la vuestra, como lo más grande que se ha compuesto y se compondrá jamás (hasta que otros efluvios lleven a revocar la decisión y esta gloria de la humanidad deba ceder el paso como ha tenido que ceder el venerado Allegreto de de la Séptima)

Una marcha fúnebre, sí, pero porque es para morirse, una marcha fúnebre que puede hacerte llorar de felicidad, especialmente cuando llega el pasaje fugado, gloria de la armonía y el contrapunto y prueba inequívoca de que Beethoven llevaba a Bach en las venas.

La interpretación responsable de este lamentablemente tardío reconocimiento fue ésta de la Minnesota Orchestra dirigida por Osmo Vänskä que sigue ahora mismo. Un cuarto de hora trascendental, sólo hay que escuchar, pero sólo escuchar; de rodillas y con los brazos en cruz preferiblemente, aunque, cuando llegue la fuga y los codones del RNA se ericen y ordenen otra cosa, habrá que obedecerles.

Los niños siempre dicen la verdad y yo lo supe entonces. Nadie como Beethoven. A nadie se le puede entender y querer tanto como a Beethoven. Y si alguien no está de acuerdo, que pruebe a escucharlo en condiciones similares a las descritas al principo.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Romanticismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Lo más grande (en condiciones adecuadas)

  1. Josep Olivé dijo:

    La impronta de genialidad, romanticismo, heroísmo, penetración y cercanía de la música de Beethoven es única. Temas directos que además de magistrales en su forma y en su fondo tienen esa extraordinaria virtud de llegar a muchísima gente, conocedora o no de la obra del genio de Bonn. Es esa mezcla de genialidad y popularidad, mezcla soberbiamente bien trenzada, lo que hace de Beethoven ser el músico mejor dotado para agitar, conmover y emocionar almas y corazones.

    • José Luis dijo:

      Sí, esa coherencia interna creo que es fundamental. Beethoven siempre te sorprende pero nunca te deja tirado, lo que propone es “lógico”. Y cuando estás con el segundo tema, el primero sigue vibrando armónicamente con él. Me gusta pensar que es una música muy honesta, nada teórica ni especulativa. Allá voy con lo que tengo.

  2. Josep Olivé dijo:

    La tercera es la sinfonía más importante de la historia de la música. Y es mi preferida. Hay un equilibrio, una viveza y una intensidad en ella incomparables. Y efectivamente ese segundo movimiento es de una exultante belleza, que en su “momentum” explota en esa fuga estremecedora y brutal.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s