Beethoven: Sonata para piano núm. 29 en si bemol mayor Op. 106, “Hammerklavier” (1818)

Compuesta en 1818, dos años después de la nº 28, la Hammerklavier es otra de las muchas obras dedicadas a su amigo el Archiduque Rodolfo, y probablemente una de las piezas más exigentes para los pianistas. Por una vez, quizá la única, su título viene directamente del encabezamiento que le puso  Beethoven, el mismo que el de la 28 pero esta vez en alemán, como venía haciendo en los últimos años con los movimientos: Große Sonate für das Hammerklavier (Gran sonata para piano de martillos).

Con tres movimientos de gran extensión y una duración total que oscila entre los 40 y los 45 minutos (pero que, ejecutados con lentitud, pueden sobrepasar los 50), es también una composición de enorme envergadura técnica (“Esta es una obra que no dará problemas a los pianistas dentro de cincuenta años”, se asegura que dijo Beethoven) con la que no todo el mundo se atrevió en su época por esas dos razones, duración y dificultad. Parece ser que Franz Listz fue el primero en demostrar que era ejecutable, pero no todo el mundo era Franz Listz.

El primer movimiento, Allegro,  es de carácter triunfal, vigoroso, heroico. En el segundo tema se da un recurso muy utilizado por Beethoven en sus últimas sonatas: ejecución de un trino con melodía con la misma mano [02:22, 05:03]. El desarrollo se corona por un pasaje fugado [5:54] (también muy utilizado en esta etapa compositiva) que empieza con dos voces y acaba con cuatro.

Como en la novena sinfonía, el Scherzo [11:38] (aquí muy breve) está en segundo lugar y no en el habitual tercero.

El Adagio sostenuto es la maravilla de las maravillas compositivas y uno de los adagios más sublimes jamás compuestos. Escrito como un tema con variaciones, el tema de forma casi polifónica, es un excelso milagro que algunos pianistas, como Sokolov, por ejemplo, prolongan hasta más allá de los veinte minutos. Entonces era sin duda música futurista, música que anticipaba las técnicas del piano romántico atravesando la línea de Schubert, Chopin, Schumann, Brahms e incluso Liszt.

Las dos notas iniciales (pedal a una cuerda!*) las introdujo Beethoven en el último momento, justo antes de su publicación. El editor recibió la noticia cuando la sonata ya estaba “en máquinas” y se extrañó mucho hasta que constató el efecto que estas dos notas producían. Sería curioso saber cómo y de qué manera le notifico el cambio.

El último movimiento es una apocalíptica fuga a tres voces, muy barroca y encendida, quizás incluso demasiado, una  locura contrapuntística de amplias resonancias y extremadamente larga. Hay de todo: después de una introducción en Largo viene el Allegro risolutto [01:13] donde aparecen, en ocasiones con extrema violencia, trinos, fugas, cánones inversos, silencios, voces solapadas. La enorme fuga [02:38] está al nivel de la fuga de la sonata op. 110 nº 31, de la fuga de la Missa Solemnis (“Et vitam venturi tui”) op. 123 y de la gran fuga (“Grosse fugue”) del cuarteto op.133 y es una muestra impresionante de las últimas exploraciones del arte del contrapunto.

Una majestuosa obra para piano. Una vez lista, Beethoven exclamó: “¡Ya sé componer!”, Curiosa exclamación, cuando menos.

Josep Olivé

(*) Percutir en una sola cuerda hace que su o sus compañeras no percutidas vibren provocando débiles resonancias solo para esa nota. El sonido suena más “limpio”, como más cristalino que si se percuten las dos o tres a la vez. Un buen pianista no solo toca bien con las manos…

P.S.

De todas las versiones, la de Brendel, para mi, la mejor. Y el Youtube de Sokolov tiene muchos saltos de sonido.

Todos los problemas fueran como ese.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Piano, Romanticismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Beethoven: Sonata para piano núm. 29 en si bemol mayor Op. 106, “Hammerklavier” (1818)

  1. José Luis dijo:

    Otro Adagio para la colección y para hacerse cada vez más adagiosófilo.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s