Cómo componer en la bañera

Si usted quiere lograr soltura en la invención de melodías, practique todas las  mañanas silbando  o cantando algo mientras se baña. Esto, en el caso de que  usted  se  bañe.

Empiece  silbando melodías breves al entrar en  la  ducha.  Una  vez abierto  el  grifo, acompáñese  con golpeteos  sobre  su  piel mojada. Sacuda el frasco del  champú  con ritmo. Golpee el jabón contra la madera  del  cepillo.  Los grifos  suelen  sonar  muy bien si  los percute  con los  nudillos  o simplemente  gira  hacia un  lado y otro:  esto hará que el agua  produzca diversas  y  húmedas melodías  en  el  piso  y sobre  su  cuerpo. Llénese de agua  la  boca  y  haga gárgaras  mientras  silba (parece fácil así descrito, pero  en realidad no  lo es).  Chapotee.  Las burbujas  que  forman  el champú  sobre  su  cabeza también suenan: reviéntelas  una  a  una  y escuche cómo se integran en  la  melodía  que  usted canta.  Libérese  y disfrute.  Muévase rítmicamente.  ¡Usted está creando música!

Así,  exactamente  así, se  compuso  Cantando bajo la lluvia.

Cuando  resbale  y caiga,  escuche  el interesante  diseño melódico que hace su pie mojado  deslizándose  por la  superficie  de  la bañera, y el  ruido de sus huesos  al  chocar  contra el  suelo. 

Así, exactamente  así,  se compuso Cuesta abajo.

Llame  rítmicamente al médico.

Así,  exactamente  así, se compuso ¡Help!.

Cantando bajo la ducha. Jorge Maronna (Les Luthiers) y Daniel Samper.

 

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Cantando bajo la ducha y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cómo componer en la bañera

  1. Josep Olivé dijo:

    Tremendo John Cage! 🙂
    Esta tarde, precisamente, estaba escuchando música compuesta para varias de las coreografías de su compañero Merce Cunningham, y me ha gustado. No, si al final hasta me acabará gustando 4’33”.
    PD: No me recuerdes lo que un día dejé escrito en esta casa acerca de esta obra que me avergonzaras. Porfa. 🙂

    • José Luis dijo:

      Naturalmente me he precipitado a ver lo que dijiste: Nada indefendible hoy, aunque pienses lo contrario. En este asunto me parece aceptable cualquier opinión, o tan aceptables las airadas como las que quieren poner en un pedestal esa provocación, que eso creo yo que es 4’33”, una provocación en el sentido más amplio de la palabra

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s