Water Walk

1960. Ocho años después de aquellos 4’33” de silencio, John Cage se presenta en un popular concurso llamado “Tengo un secreto”. El secreto era alguna habilidad sorprendente o una característica jocosa que un jurado de famosos tenía que descubrir haciendo preguntas al concursante. Aquí sigue un breve resumen de lo que sucede; quien lo prefiera, puede saltar al video subtitulado.

El secreto de John Cage es que va a interpretar una composición suya, pero sobre todo que lo va a hacer con una muy heterodoxa colección de instrumentos, que van desde una jarra de agua y una tubería de hierro hasta un patito de goma y una bañera además de, eso sí, un piano de cola. Ante tamaño acontecimiento se renuncia al concurso como tal, y el presentador, después de dar la lista de instrumentos, puntualiza que la cosa no va de broma pues estamos ante un reputado (aunque controvertido) artista, profesor de Música Experimental en la ciudad de Nueva York. Pero le pregunta si eso que va a hacer puede considerarse en serio música, a lo que Cage responde:

“Absolutamente en serio. Yo considero música la producción de sonido. Y puesto que en la pieza que van ustedes a escuchar produzco sonidos, la llamo música”

El presentador lee a continuación una reseña periodística que confirma la importancia de Cage en el mundo de la música, quien luego replica cuando le advierte que, a pesar de todo, el público quizás se ría: “Considero la risa preferible a las lágrimas”.  Después anuncia que, dados los problemas sindicales suscitados, en vez de encender y apagar los cinco aparatos de radio que también forman parte de su orquesta, les dará un golpe cuando tocaba encender y los empujará hasta hacerles caer al suelo cuando tocaba apagar. Y empieza el espectáculo, con todo cuidadosamente cronometrado, a partir de 5:15 en el video. La pieza se llama Water Walk porque contiene agua y porque él camina durante la representación.

No era una inocentada. Water Walk tiene su partitura

y se ha incorporado al repertorio de muchos músicos, entendiendo por música la producción de sonidos, claro está,

como hoy, con un especial significado en estos tiempos de pandemia, sigue interpretándose 4’33”, aceptando que también el silencio es música…

…de lo que se desprendería que todo es música.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Segunda mitad del Siglo XX y Contemporánea y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Water Walk

  1. Josep Olivé dijo:

    Petrenko ayuda a entender la obra. De todas maneras, por qué no dura los 4’33”?

    Respecto de lo que se considera música creo que la definición utilizada por Cage es muy heterodoxa y, en todo caso, lo suficientemente amplia como para que puedan caber sus composiciones. Pero vamos, tampoco es que me guste la definición ortodoxa de música tal como la entendí en el conservatorio puesto que no cabría en ella mucha música compuesta en el siglo XX y lo que llevamos del XXI. Y es que intentar definir, o acotar, un arte que por su naturaleza es abstracto es prácticamente imposible. Así que lo que me place es que cada cual entienda lo que es música a su gusto, modo y manera.

    El youtube del programa con Cage es muy divertido. Me gusta!

    https://www.rae.es/drae2001/m%C3%BAsica

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s