Una directora con sorpresa

Una cosa es que un director canturree de forma más o menos audible, y otra…

…que ejerza al mismo tiempo de solista vocal. Aunque la sorpresa será sólo para los que no la conocieran, porque la francesa Nathalie Stutzmann es una contralto muy famosa. Y de las más grandes. Con lo que la primera sorpresa fue en sentido inverso, una cantante que se ponía a dirigir.

Cuando ya era una reconocidísima contralto, en 2009 empezó su otra carrera dirigiendo su propia orquesta de cámara, Orfeo 55, convirtiéndose en la primera mujer que dirigía una orquesta y cantaba simultáneamente. En 2018 fue contratada como titular de la Sinfónica de Kristiansad. Y el mes pasado, la Orquesta de Filadelfia anunció su nombramiento como principal director invitado para los próximos tres años.

De una entrevista en 2010:

Hay dos tipos de artistas: aquellos que dedican su vida a mostrar hasta qué punto es difícil lo que están haciendo – tienen su público – y luego están los que se pasan la vida intentando convencerles de que no es tan difícil, que es la categoría a la que pertenezco. Probablemente también sea una forma de locura. Quizás sea menos espectacular, pero prefiero que el público pueda ir a lo esencial. No quiero que se detengan en la interpretación, aunque la valoren, sino que se abandonen a la belleza de la música.

Con lo que no es probable que un día sorprenda poniéndose a cantar desde un podio en que ella misma esté dirigiendo una Tercera de Mahler. Para esas cosas, dos mejor que uno.

Pero ojalá repita muchas veces dirigiendo y cantando cosas como este inmenso e imprescindible Erbarme Dicha dúo con la desaparecida Satomi Watanabe, primera violinista de su también extinto Orfeo 55. Vale muchísimo la pena, que en este caso es también mucha.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Música y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Una directora con sorpresa

  1. Josep Olivé dijo:

    Impresionante voz de contraalto la de Stutzmann. Qué gozada! Y si, muy singular su decisión de dirigir y cantar. Y muy emotiva la sublime joya “Erbarme dich” con Satomi Watanabe, un violín de ensueño.
    PD: He intentado averiguar el motivo de tan prematura desaparición y no lo encuentro.

    • José Luis dijo:

      Tiene un timbre precioso para mi gusto y canta de miedo. Ese Erbarme Dich está a la altura de los muy mejores, lease el de Christa Ludwig, por ejemplo.

      No conocia a la vionista y en la red apenas hay nada, como habrás visto. Con ese defecto en la cara y su baja estatura, no sería raro que padeciera algún síndrome de los que asocian distintas malformaciones, incluyendo a veces problemas cardíacos, pero es pura especulación. Lo curioso es que tocando tan bién no fuera más conocida. (Y me hace pensar en los que sacan “rédito” de sus problemas, como decías el otro día a propósito del pianista de cabecera del amado lider)

      • Josep Olivé dijo:

        El precioso arte de ella ha servido a la música, y el mediocre arte (?) del susodicho tiene un interés prosaico: vivir en el único pais donde con tan pobre bagaje puede tener obtener fama y dinero con sus historias y pobre arte, hacer amistat con ignorantes e incultos mandatarios y sacarse una nacionalidad-expres haciendoles descaradamente la pelota.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s