Regalo de Reyes

Die heilgen drei Könige aus Morgenland, / Los tres Reyes Magos de Oriente

Die heilgen drei Könige aus Morgenland, / Los tres Reyes Magos de Oriente
Sie frugen in jedem Städtchen: / preguntaban en cada aldea:
Wo geht der Weg nach Bethlehem, / ¿Por dónde se va a Belén,
Ihr lieben Buben und Mädchen? / queridos muchachos y muchachas?
Die Jungen und Alten, sie nicht, / Ni jóvenes ni viejos lo sabían,
Die Könige zogen weiter; / los Reyes reanudaban su camino;
Sie folgtem einem goldenen Stern, / Seguían una estrella dorada,
Der leuchtete lieblich und heiter. / que brillaba preciosa y serena.
Der Stern blieb stehn über Josephs Haus, /La estrella se detuvo sobre la casa de José, 
Da sind sie; / en ella entraron;
Das Öchslein brüllte, das Kindlein schrie, / El bueyecito mugía, el pequeñín lloraba,
Die heilgen drei König sangen. / los tres Reyes Magos cantaban.

A ciertas alturas, no es un mal regalo la preciosidad que Richard Strauss compuso sobre el poema de los Reyes Magos de Heine, sobre todo si hace abrir el cajón donde se conservan los ecos de tantos otros regalos que nos ha hecho la música. Esta Die heligen drei Könige era la última pista de la cara B de aquel fabuloso disco de Elisabeth Schwarzkopf con las Cuatro últimas canciones. En su contraportada, el crítico musical William Mann decía respecto a ella:

“En 1906, cuando escribió Die heligen drei Könige, [Strauss] se dedicaba por completo a la ópera. Salomé había sido ya un triunfo de enorme repercusión y entonces estaba componiendo Elektra. La exquisita poesía de Heine sobre los Reyes Magos representaría para Strauss un feliz momento de reposo entre la anormalidad psicológica de los personajes de aquellas dos óperas. Su música evoca la escena del Nacimiento como un recuerdo lejano. Las violas y los violoncelos están divididos al comienzo en una armonía de sombríos matices. Un oboe sugiere el canto del gallo, la celesta una estrella, las tres trompas el mugir de los bueyes, la madera trina dulcemente representando al niño que llora, y el largo epílogo orquestal tan maravilloso es el do mayor más admirable de Strauss. Como un hijo agradecido que no puede olvidar los cuentos de hada de su infancia, Strauss dedicó esta bella canción a su querida madre.”

En la cara B de ese disco hay otra joya igualmente relegada por las imponentes cuatro de la cara A, una canción que Strauss dedicó a su, a pesar de todo, muy querida esposa. Se trata de Waldseligkeit, “Felicidad del bosque”, que el citado crítico califica de “sensual, tranquila e indolente”, y que en esta inmensa interpretación de Renée Fleming, puede servir de regalo añadido y específico para los que siguen queriéndose, a pesar de todo o de nada.

Waldseligkeit / Felicidad del bosque

Der Wald beginnt zu rauschen, / El bosque empieza a susurrar,
den Bäumen naht die Nacht, / la noche se acerca a los árboles,
als ob sie selig lauschen, / como si escuchasen felices,
berühren sie sich sacht. / se rozan suavemente.
Und unter ihren Zweigen, / Y bajo sus ramas,
da bin ich ganz allein, / estoy completamente solo,
da bin ich ganz mein eigen: / allí soy totalmente mío:
ganz nur Dein! / ¡Totalmente, y solamente tuyo!

Para los niños nada, que hoy no están para músicas ni historias. Pero quien, no siendo niño ni de muy lejos, aún tenga ganas de jugar, puede comparar la misma canción en la sobrenatural versión de Elisabeth Schwarzkopf, la de la misma grabación con George Szell y la Orquesta  Sinfónica de la Radio de Berlín. Y hasta el año que viene, seguid siendo igual de buenos, que ya veis los regalos que caen.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Navidad, Primera mitad del Siglo XX y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Regalo de Reyes

  1. Josep Olivé dijo:

    Esto son regalos mágicos, propio de reyes magos! Qué mágica barbaridad! Gracias!!!

  2. Josep Olivé dijo:

    Estos regalos ni agotan, ni cansan, ni se estropean, ni se devuelven, ni se dejan de lado, ni envejecen, ni se prestan, ni se guardan, ni son de compromiso…ni se olvidan….son regalos que ayudan creer en algo!

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s