Un mes

Un mes tarde. La vacuna no podía tener efectos secundarios graves y no los tiene. Se desconocía la fortaleza y duración de su efecto protector, pero era previsible que, con reiteración de dosis (las dos que se están poniendo, y quizás una tercera al año), fuese muy alto.  En todo caso, mejor que nada o mejor que tarde, pero, por este orden, el papel de fumar de las autoridades sanitarias, las prioridades de los políticos y los papeleos de la burocracia, han hecho perder un tiempo precioso que en nuestro país podría llegar a suponer 20 o 30.000 muertos más.

Pero dentro de un mes las cosas empezaran a ser muy distintas. El covi mata al uno por cien de los que infecta, o si acaso, menos; puede que muchos menos. Y, en números redondos, ocho de cada diez fallecidos son mayores de 75 años.  Tan pronto como esa población esté vacunada, la mortalidad bajará un 80%. Y si la epidemia no podrá darse por finalizada hasta tener la inmunidad de grupo, los cortafuegos irán aumentando de día en día y para el verano la vida podría ser prácticamente normal, por lo que hace a la sanidad.

Además, en el terreno de los hechos,  una buena noticia y otra mejor: Se ha confirmado que, a pesar de que desaparezcan los anticuerpos que circulan por la sangre, en los cuarteles queda el recuerdo y las defensas listas para defendernos de un nuevo ataque. Y la mejor: La producción de las benditas nuevas vacunas basadas en m-RNA puede reprogramarse en cuestión de semanas para que nos defiendan igualmente ante un covi mutado más dañino.

Queda un mes muy peligroso, dramático si se llegan a colapsar las urgencias. Hay que cuidarse lo más posible, procurar no romperse nada y no pillar nada, que este mes el peligro individual no va a ser el covi sino necesitar asistencia hospitalaria.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un mes

  1. Josep Olivé dijo:

    Bendito post!

    • José Luis dijo:

      Bendita vacuna, bendita ciencia, benditos los muchos que trabajan calladamente toda la vida para poner a punto una de las miles pequeñas técnicas que hay tras ellas. Por lo demás, espero no equivocarme. Este Enero va a ser de cuidado, pero a mediados de Febrero empezaremos a mejorar de forma definitiva.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s