Redentores ®

GURNEMANZ
Vom Bade kehrt der König heim;
hoch steht die Sonne;
nun laß zum frommen Mahle 
mich dich geleiten;
denn bist du rein,
wird nun der Gral dich tränken und speisen.

PARSIFAL
Wer ist der Gral?

GURNEMANZ
Das sagt mich nicht;
doch, bist du selbst zu ihm erkoren,
bleibt dir die Kunde unverloren.
Und sieh!
Mich dünkt, daß ich dich recht erkannt;
kein Weg führt zu ihm durch das Land,
und niemand könnte ihn beschreiten,
den er nicht selber möcht' geleiten.

PARSIFAL
Ich schreite kaum,
doch wähn' ich mich schon weit.

GURNEMANZ
Du siehst, mein Sohn,
zum Raum wird hier die Zeit.

GURNEMANZ
Nun achte wohl und laß mich seh'n;
bist du ein Tor und rein,
welch Wissen dir auch mag 
beschieden sein.

DIE GRALS RITTER
Zum letzten Liebesmahle
gerüstet Tag für Tag,
gleich ob zum letzten Male
es heut uns letzten mag.
Wer guter Tat sich freut,
ihm wird des Mahl erneut;
der Labung darf er nah'n.
Die hehrste Gab' empfahn.

JÜNGLINGE
Den sündigen Welten,
mit tausend Schmerzen,
wie einst sein Blut geflossen -
dem Erlösungshelden
sei nun mit freudigem Herzen
mein Blut vergossen.
Der Leib, den er zur Sühn' uns bot,
er lebt in uns durch seinen Tod.

KNABEN
Der Glaube lebt;
die Taube schwebt,
des Heilands holder Bote.
Der für  euch fließt,
des Weines genießt
und nehmt vom Lebensbrote!
GURNEMANZ
El rey regresa ya del baño. 
El sol luce en el cenit. 
Quiero conducirte al ágape santo, 
pues si eres puro, 
el Grial deberá darte 
bebida y alimento. 

PARSIFAL
¿Quién es el Grial?

GURNEMANZ
Es inútil decirlo.
Pero si has sido escogido por él 
pronto lo conocerás. 
¡Mira! 
Creo haberte conocido bien. 
Hacia él no conduce ningún camino 
y nadie puede encontrar su ruta 
si no lleva la guía dentro de sí.

PARSIFAL
Apenas he caminado 
y lejos me encuentro ya.

GURNEMANZ
¿Lo ves, hijo mío?
Aquí el espacio nace del tiempo.

GURNEMANZ
Fíjate bien y demuéstrame, 
si eres necio y casto,
qué alto destino 
te ha sido elegido.

CABALLEROS DEL GRIAL
Preparémonos, día tras día,
para el ágape de amor,
como si fuera éste el último
que celebraremos.
Quien en la bondad se complace
aquí encontrará paz y amor.
Podrá sentarse en el sacro convite
y recibir el don supremo.

JÓVENES
Así como para los hombres
Él vertió un día
su preciosa sangre,
hoy se vierta aquí mi sangre,
con gozoso júbilo,
por nuestro Salvador.
El cuerpo que Él por nosotros inmoló,
reviva hoy en nosotros por su muerte.

PAJES
La Fe nos mantiene.
Ligera paloma
del cielo nos trae este mensaje:
como un don divino
bebed el vino
y gustad el pan de la vida.

Nietzsche puso a caldo a los kumbas buenistas y a los fariseos, que vienen a ser lo mismo, pero no dejaba de andar buscando un redentor. Y parece extraño que se subiera por las paredes con el Parsifal de Wagner que en realidad coincidía con él en lo fundamental, en una misma búsqueda. Enfurecido con la castidad del nuevo héroe, “una incitación a la contranaturaleza” cuando el pecado es precisamente el atentado a la naturaleza, o con el explícito simbolismo cristiano de la obra que, como en tantos otros casos, puede asumirse como  forma de expresión de la compasión, porque el mesías de Wagner es el “sapiente por compasión”. Y un superhombre no tan alejado del suyo. Luego, mejor o peor leídos o directamente manipulados, ambos coincidirían en el potaje del nazismo, que del auténtico Nietzsche tenía muy poco, de sabio nada y de compasivo menos. Quien mal empieza, mal acaba.

¿Pero a quién le importan ni las letras, ni las imágenes ni las elucubraciones cuando escucha esta música?

 

® Hace diez años: Wagner, Kubrick – 2001, Parsifal

 

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Cine, Opera, Pensamiento y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Redentores ®

  1. Josep Olivé dijo:

    El pasteleo pseudoreligioso (con claras alusiones al cristianismo) que rezuma toda la obra es lo que soliviantó a Nietzsche. Pero tampoco eso fue determinante en su cambio de actitud para con Wagner, porque si por Parsifal fuera no se entiende que tragara con Tannhaüser, una obra en la que el protagonista debe expiar sus pecados a la manera cristiana y redimirse. Yo creo que simplemente fue fruto de su desvarío mental en los últimos años de vida. Parsifal es una elucubración más de Wagner, elucubración no muy digerible pero salvada, elevada y redimida por una música excelsa.

    • José Luis dijo:

      Una elucubración “más”. Y una música tan excelsa que alimenta la buena voluntad que hace falta para aceptar las lecturas “profundas de “El anillo”. Independientemente de lo que defienda o no, el libreto más consistente para mí es el de Los maestros cantores.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s