Nomadland

Viajar para no quedarse, para salirse del marco, para encontrar el espacio y el tiempo de afrontar las preguntas importantes, esas que ni se formulan ni tienen respuesta. Viajar trabajando de lo que se presente cuando se pueda y se necesite, viviendo sin casa pero no sin hogar, porque el hogar, como el camino, se hace al andar, y una cosa es un homeless y otra un houseless. Y la valiente y honesta Fern tiene casa,  una caravana con la que, ligera de todo equipaje, ha decidido dejar atrás todo lo que ya ha perdido – todo, menos ella misma y su callado duelo por todo lo que ha perdido – y viajar iluminándose con un candil con el que ya no pretende otra cosa más, ni siquiera encontrar a nadie justo.

Impresionante Frances MacDormand, en otro papel que parece hecho a su medida aunque los personajes sean tan distintos como lo es esta Fern de aquella Mildred de los anuncios en Ebbing, de Olive Kitteridge o de la ya lejana Marge de Fargo. Es decir, haciendo un arquetipo de cada uno de ellos, la característica común de los mejores intérpretes.  Muy buena dirección de Chloé Zhao (The rider), que logra acompañar y sugerir con su puesta en escena y su pulso lo que pasa por la cabeza y el corazón de Fern mucho mejor que cualquier palabra, como hace la mejor música. Y es que tiene mucha musicalidad, además de mucha poesía, esta dura y hermosa película que, moviéndose entre el documental y la road movie, es pura emoción.

Por cierto, la música, de Einaudi, intrusiva y cercana a la cursilería, mejor cuanto  más discreta. Naturalmente, moriría de languidez y aburrimiento fuera de la película.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Nomadland

  1. Josep Olivé dijo:

    Tengo que ver esta película. Y con el aliciente de Frances MacDormand. Me gusta muchísimo en todos sus trabajos.

  2. Josep Olivé dijo:

    He vuelto a leer ahora sin prisas el primer párrafo del post y es un precioso resumen de la razón vital de la película.

    • José Luis dijo:

      Así la entendí yo. Los críticos se fijan mucho en la coyuntura, los nuevos pobres del mundo global, etc, y es verdad, pero a mí me impresionó mucho la vertiente existencialista de la pelicula. Habrá que ver cómo funciona, es una poesía, nada comercial.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s