300 favoritas (8) – Dos del Renacimiento

Thomas Tallis y Cristobal de Morales, con sendos motetes, únicos representantes de la música anterior al barroco en la votación de CLASSICfM. Se apagó el boom del gregoriano y ni  Des Prez, ni Byrd, ni Victoria, ni Gesualdo están en la relación, aunque la ausencia más clamorosa sea la de Palestrina. Pero esa es la realidad, y el mismo Morales, cuyo Parce Mihi Domine  es la composición más antigua de la lista, se olvidó hace bien poco aquí,  ignorándole al hablar de Rodrigo y Tárrega como los únicos españoles en ella…. Aunque, cuando se descubre la razón de su éxito, este sevillano que encabeza con Victoria y Guerrero la polifonía renacentista española, probablemente va a durar poco ahí.

284 Parce Mihi Domine     Cristobal de Morales

Parce mihi, Domine,
nihil enim sunt dies mei.

Quid est homo, quia magnificas eum?
Aut quid apponis erga eum cor tuum?

Visitas eum diluculo
et subito probas illum.

Usquequo non parcis mihi,
nec dimittis me, ut glutiam salivam meam?

Peccavi, quid faciam tibi,
o custos hominum?

Quare posuisti me contrarium tibi,
et factus sum mihimetispsi gravis?

Cur non tollis peccatum meum,
et quare non aufers iniquitatem meam?

Ecce, nunc in pulvere dormiam,
et si mane me quaesieris, non subsistam
Perdóname, Señor,
porque mis días son nada.

¿Qué es el hombre, que lo engrandeces
y pones tu corazón en él?

Lo visitas por la mañana,
y lo pones de pronto a prueba.

¿Hasta cuándo no me perdonarás,
no me salvarás, para poder tragar mi saliva

He pecado, ¿qué puedo hacer ante ti,
oh guardián del hombre?

¿Por qué me has puesto contra ti,
y me he vuelto una carga para mí mismo?

¿Por qué no me quitas mi pecado,
y por qué no destruyes mi iniquidad?

He aquí que ahora duermo en el polvo,
y si mañana me llamas, no subsistiré.
Renacimiento y jazz clásico: es una fusión poco probable. La pieza coral de Cristóbal de Morales adquirió nueva vida cuando, en 1994, The Hilliard Ensemble & Jan Garbarek decidieron regrabarla en el monasterio de Propstei St. Gerold en Austria con improvisación de saxofón añadida. El saxofón de Jan Garbarek, entrelazado con las voces del Hilliard Ensemble, es inesperadamente deslumbrante.

La  idea de Garbarek ha sido seguida por muchos artistas, y no sería raro que se aplicase también a piezas vocales similares, porque el resultado es realmente espectacular. Pero no deja de ser curioso que, en tiempos de minimalismo, la profundísima espiritualidad de estas polifonías requiera de ayudas para ser reconocido.

 

Tallis ya estaba representado en la lista, o al menos citado, por el quinto puesto de la famosa fantasía de Vaughan Williams, pero siendo la composición más importante del más importante de los renacentistas ingleses, los británicos no podían olvidar su Spem in Alium, un impresionante motete para ocho coros de cinco voces que juega con la estereofonía y obtiene unos impresionantes efectos sonoros circulando entre las cuarenta voces independientes, que lo forman. Pero también esta pieza aprovecha quizás todavía una ayuda coyuntural, pues se escuchó en las Cincuenta sombras de Grey, una película sobre el best seller erótico de 2011 que, para cuando fue reconocida como una absoluta porquería hasta por los que elogiaban el libro, ya había visto medio mundo.

179 Spem in Alium Thomas Tallis

Tallis no era un pollito cuando se dispuso a encontrar el Santo Grial de los corales. Aunque es difícil de precisar más, no debía estar muy lejos de los setenta cuando puso música a las palabras de la respuesta de los maitines, ‘Nunca he puesto mi esperanza en ningún otro que no seas tú, Oh Dios de Israel ‘.

Spem in alium nunquam habui 
praeter in te, Deus Israel
qui irasceris et propitius eris
et omnia peccata hominum 
in tribulatione dimittis.
Domine Deus
Creator coeli et terrae
respice humilitatem nostram.
Nunca he puesto mi esperanza en ningún otro
sino en Ti, Dios de Israel
que puedes mostrar tanto ira como misericordia,
y que todos los pecados de los hombres
afligidos perdonas.
Señor Dios,
Creador del Cielo y de la Tierra
ten en cuenta nuestra humildad.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Antigua y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 300 favoritas (8) – Dos del Renacimiento

  1. Josep Olivé dijo:

    Ya me extrañaba a mi! Morales gracias a The Hilliard Ensemble & Jan Garbarek y la ocurrencia (buena) de una especie de obligado de saxofón (tenor?) y Tallis gracias a la «delicias» de un tal Grey. Como en este caso ni leí el libro ni vi la película me pica la curiosidad (ya que no estamos en horario infantil) de saber en que momentos de la misma sonaba el motete de marras. Bueno, déjalo, déjalo, tampoco es que me importe demasiado una vez haberlo escuchado enterito y apreciar su belleza y también su enorme complejidad, ayudado por el fabuloso «making off» que nos dejas caer al final del post. Qué barbaridad!

    • José Luis dijo:

      Toca tenor y soprano, parece que aquí usa el soprano. Respecto a las «Sombras» (que tengo la costumbre de huir en principio de los best-sellers, y visto lo que ha ocurrido cuando me la he saltado sin una recomendación sólida, no lo lamento) puede que haya influido un poco, pero la pieza es mayúscula, y siendo ingles, creo que hubiera salido igual. De hecho, aparece en una lista de la misma emisora con las más votadas en los últimos 25 años.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s