Tres mañanas ®

Si la letra de John Henry Mackay  era apropiada a la circunstancia, la música de Richard Strauss no podía dejar de emocionar a Pauline de Ahna, que, por muy áspera que fuera, estaría enamorada y era además una soprano muy capaz de valorar la enorme calidad de ese regalo de bodas, una de las canciones más bonitas de la historia.

Unos años después, Strauss quiso redondearla con un violín y unos arpegios de arpa que, sobre el casi inaudible pianísimo de unas cuerdas en sordina y, muy cerca ya del final, de tres también calladísimas trompas, tejen el increiblemente tierno y mágico tapiz sobre el que se tiende la voz. No caben comparaciones, es un acompañamiento maravilloso, pero también lo era el de piano solo.

Después de Kathleen Battle y Joyce Di Donato, la tristemente desparecida Jessye Norman, también con orquesta; tres interpretaciones, como podrían ponerse treinta igualmente preciosas, porque todas las grandes de la lírica han querido dar lo mejor de sí mismas en esta absoluta obra maestra.

 

® Hace diez años: Diana Damrau canta “Morgen” (Psicología inversa)

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Clásica, Post-Romanticismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Tres mañanas ®

  1. Josep Olivé dijo:

    En el recital de Enero en el Liceu de Netrebko una de las canciones que cantaba en la primera parte era esta. Iba precedida de otras, ahora no las recuerdo, que aunque seguro que eran buenas no eran ni mucho menos tan esperadas. En ese recital se notó que Netrebko no forzó la máquina ya que había salido recientemente de su internamiento hospitalario en Rusia por covid. Total, que el recital era anodino, sin sobresaltos emocionales, pero yo tenía la esperanza de que “Morgen” me sacara del letargo, yo esperaba ese momento, ese violín, esa arpa, esa voz…sí, yo esperaba el momento “Morgen”….y va y me despierto con la ovación de su interpretación!!! Ni me enteré de “Morgen”!!! Estaba frito!!! Será posible!!! Por poco me piro del Liceu!!!

    PD1: Maravillosas interpretaciones las del post.
    PD2: No podía esperar ni al harpa ni al violín porque era recital con piano, pero ha quedado más poético. 🙂
    PD3: Pues sí, Damrau tiene tirada a Meryl Streep, pero también a Glenn Glose. 🙂 🙂 🙂

    • José Luis dijo:

      No sé si reirme o llorar, por la parte que me toca. La cosa estaba quedando muy emocionante, y sí, muy poética, pero el desenlace, a nuestras alturas, podría ser otro aviso. Lo del arpa puede que te haya salido porque en realidad la estabas oyendo, dulces sueños…

  2. veset dijo:

    En la versión de DiDonato el realizador nos muestra como ella se prepara y se emociona ante la música que va a cantar. Muy buena versión como lo es la de la gran Jessye Norman. En mi olimpo particular, que tiene muchos dioses, siempre destaca Richard Strauss porque, dentro de lo personal de los gustos musicales, algunos momentos de Salomé, del Caballero de la Rosa o de sus lieder son momentos cumbre de sentimientos que la música nos provoca.

  3. veset dijo:

    Después de leer tus comentarios he revisado mi archivo de Strauss y debo recordar algunos momentos de Elektra, de Intermezzo y de Arabella aunque son obras que conozco peor. Y también la Sinfornía Alpina. No me da la vida para tanta música como quiero oír con más frecuencia, 🙂
    Un saludo

    • José Luis dijo:

      Aparte de todo lo que has citado, sin duda Muerte y Transfiguración, y también Till Eulenspiegel, Metamorfosis, y en realidad todos los poemas sinfónicos.

      Te dará la vida, seguro.

    • Josep Olivé dijo:

      No os olvideis de “Ariadna auf Naxos” i “Capriccio”. Delicias musicales y teatrales. Tampoco de Renée Fleming, un privilegio escucharla con Strauss.

      • veset dijo:

        Para mí Renée Fleming es una magnífica artista, con una voz preciosa. Hay grandes versiones del repertorio mundial cantadas por ella y aunque sólo hubiera grabado la Canción de la luna de Russalka o Glück das mir verblieb de Korngold estaría siempre en mi archivo. Adriadna y Capriccio las conozco también poco. Cuando voy a oír Strauss para mí significa ir directo a Salomé o Der Rosenkavalier, a veces alguno de los poemas sinfónicos, supongo que así me pierdo muchas cosas pero me debo resignar a tener muchos huecos en mi afición a la música…

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s