EBNDCD – Dedicatoria de Jean Sebastien al Marqués

A Su Alteza Real
Monseñor
Cristiano Luis
Margrave de Brandenburgo & c. & c. & c..

Monseñor

Como tuve hace unos años el honor de ser escuchado por Vuestra Alteza Real, en virtud de sus órdenes, y como observé entonces que os complacíais con los insignificantes talentos con que el Cielo me ha dotado para la música, y como al despedirse Vuestra Alteza Real tuvisteis a bien honrarme con el encargo de enviaros algunas piezas de mi composición, me he tomado entonces la libertad, acatando vuestras muy graciosas órdenes, de cumplir con mis humildísimos deberes hacia Vuestra Alteza Real con los presentes conciertos, que he adaptado a varios instrumentos; rogando muy humildemente no juzguéis su imperfección con el rigor del fino y delicado gusto que todo el mundo sabe tenéis para las obras musicales, sino más bien deducir con benigna consideración, el profundo respeto y la humildísima obediencia que trato de testimoniaros. Por lo demás, Monseñor, suplico humildemente a Vuestra Alteza Real que tengáis la bondad de continuar con vuestros reales favores hacia mí, en la seguridad de que nada me es más grato que encontrar la ocasión de ser digno de ser vuestro servidor, yo, que soy con incomparable celo

                                      Monseñor
                                                          De Vuestra Alteza real
                                                                                                 El más obediente y humilde servidor
                                                                                                                              Jean Sebastien Bach.
Coethen, d. 24 mar. 1721

Christian Ludwig no tenía suficientes músicos para interpretar los conciertos y las partituras fueron a parar directamente a un rincón de su biblioteca. Ni siquiera escuchó este tercero, que sólo requiere, además del contínuo, tres cuerdas de cada: tres violines, tres violas y tres violonchelos. Y se perdió el maravilloso juego de cada uno de esos grupos tocando al unísono su propia linea la mayor parte del tiempo.

Los conciertos no se escucharían por primera vez hasta más de un siglo después. Pero el tiempo pone las cosas en su sitio: El Margrave despareció del titulo de la colección y somos nosotros los que nos arrodillamos ante la música de “Jean Sebastien”

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Barroco y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a EBNDCD – Dedicatoria de Jean Sebastien al Marqués

  1. Josep Olivé dijo:

    “…con los insignificantes talentos con que el Cielo me ha dotado para la música…”…”…rogando muy humildemente no juzguéis su imperfección…”… Igual no los escuchó porque el autor anunciaba imperfecciones o porque alegaba que no tenía talento. Madre mía, qué barbaridad! La carta no tiene desperdicio. Supongo era la manera común de dirigirse a las altezas. Y va la alteza y pasa…será…!
    P.S. Jejejeje, muy buena la tira! La de n.1 en los Bill Board (o los 40) que lanzarían esos tres! Lo petan!

    • José Luis dijo:

      Ya no sé si todavía, pero yo he firmado como “su seguro servidor”. Lo que no sé, y no sé si se sabrá, es como vivían tanta genuflexión en aquella época los grandes artistas y cualquiera consciente de su propio valor.

      El chiste es muy simpático, ojalá pudiese ser cierto.

  2. veset dijo:

    Vemos que los artistas siempre han tenido que arrodillarse ante las armas y el dinero y Bach era un ejemplo más. Hoy igual hay formas diferentes pero la situación de poder en la mayoría de los casos es parecida a aquella. Sólo los más famosos y ricos artistas pueden permitirse hoy hacer desplantes al poder y al dinero pero cuando un artista ha llegado a ese punto quizás el arte ya es secundario en su vida.

    • José Luis dijo:

      O ya están muy cerca del poder y sobre todo del dinero. Las cosas han cambiado mucho, ahora los poderosos tratan de acercarse a los artistas que triunfan para sacar partido de su popularidad. Claro que los que triunfan no siempre serán ls mejores. Me haces pensar en quienes son los grandes artistas de hoy (Los Beatles no valen, que ya es pasado).

  3. veset dijo:

    Pensaba en los famosos del pop, tipo Elton John, Madonna o Beyoncé que tienen tanto dinero que casi no necesitan favores de nadie. En música clásica no estoy tampoco muy al día pero tengo la impresión de que tras Karajan, la Callas y Pavarotti no ha habido figuras de fama mundial (casi) del nivel del pop. En tiempos de Bach parece que también existía la popularidad limitada de entonces pero no se si JS Bach la alcanzó en vida.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s