La locura de Orwell ®

—¿Recuerdas, continuó, haber escrito en tu diario: “Libertad es la libertad de decir que dos y dos son cuatro”?

—Sí— contestó Winston.

O’Brien levantó su mano izquierda con el dorso hacia Winston, con el pulgar oculto en la palma y los otros cuatro dedos levantados.

—¿Cuántos dedos ves, Winston?

—Cuatro.

—¿Y si el Partido dijera que son cinco y no cuatro? ¿Cuántos verías?

—Cuatro.

La palabra terminó con un jadeo de dolor. La aguja había subido a cincuenta y cinco. (…)

—¿Cuántos dedos, Winston?

—¡Cuatro! ¡Para eso, para eso! ¡No sigas, es inútil!

—¿Cuántos dedos, Winston?

—¡Cinco! ¡Cinco! ¡Cinco!

—No Winston, así no vale. Estás mintiendo. Sigues creyendo que son cuatro. ¿Cuántos dedos, por favor?

—¡¡Cuatro!! ¡¡Cinco!! ¡¡Cuatro!! ¡Lo que quieras, pero basta! ¡¡Para ese dolor!!

De repente estaba sentado y con el brazo de O’Brien sobre sus hombros. Quizá había perdido el conocimiento algunos segundos. Se habían aflojado las ligaduras que sujetaban su cuerpo. Sentía mucho frío, temblaba como un azogado, le castañeteaban los dientes y las lágrimas corrían por sus mejillas. Durante unos instantes se colgó de O’Brien como un niño, curiosamente reconfortado por el macizo brazo sobre sus hombros. Tenía la sensación de que O’Brien era su protector, de que el dolor venía de fuera, de otra fuente, y que O’Brien lo protegería.

—Tardas mucho en aprender, Winston— dijo O’Brien con amabilidad.

—¿Cómo puedo evitarlo?— lloriqueó Winston —. ¿Cómo puedo evitar ver lo que tengo frente a los ojos? Dos y dos son cuatro.

—Algunas veces, Winston. Pero otras veces son cinco. Y otras, tres. En ocasiones son cuatro, cinco y tres a la vez. Tienes que esforzarte más. No es fácil recobrar la cordura.

George Orwell. 1984.

______________________________________________________________

 

• Si el líder dice de tal evento esto no ocurrió, pues no ocurrió. Si dice que dos y dos son cinco, pues dos y dos son cinco.

• La libertad es poder decir libremente que dos y dos son cuatro. Si se concede esto, todo lo demás vendrá por sí solo.

• Hemos caído tan bajo que la reformulación de lo obvio es la primera obligación de un hombre inteligente.

• Si la libertad significa algo, será, sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oír.

• Cuanto más se desvíe una sociedad de la verdad, más odiará a aquellos que la proclaman.

• En un tiempo de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario.

 

Llegados aquí, una mirada a nuestra actualidad puede ser muy conveniente

Naturalmente, cuando un periodista incurre en el grave crímen de limitarse a informar, debe ser sometido a tratamiento para recuperar la cordura. Al tiempo. Y, naturalmente, si su información la reproduce el porquero, deja de ser verdadera.

Pero el loco de Orwell sigue:

• No hay delito, absolutamente ninguno, que no pueda ser tolerado cuando “nuestro” lado lo comete.

• El nacionalista no sólo no desaprueba las atrocidades cometidas por su propio lado, sino que tiene una extraordinaria capacidad para ni siquiera oír hablar de ellas.

• El patriotismo es normalmente más fuerte que el odio de clases y siempre más fuerte que el internacionalismo

• Nacionalismo es el hambre de poder alimentada por el autoengaño.

 

 

• El pensamiento corrompe el lenguaje y el lenguaje también puede corromper el pensamiento.

• Cada año habrá menos palabras, así el radio de acción de la conciencia será cada vez más pequeño.

• El lenguaje político está diseñado para hacer que las mentiras suenen confiables y el asesinato, respetable; y para darle la apariencia de solidez al mero viento.

 

 

• Toda la propaganda de guerra, todos los gritos y mentiras y odio, provienen invariablemente de gente que no está peleando.

• El poder no es un medio, sino un fin en sí mismo. No se establece una dictadura para salvaguardar una revolución; se hace la revolución para establecer una dictadura.

• Todos los animales son iguales, pero algunos son más iguales que otros.

• Lo importante no es mantenerse vivo sino mantenerse humano.

• Quizás no se desea tanto ser amado como ser comprendido.

 

® Hace 10 años: Visionarios

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Pensamiento, Sociedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La locura de Orwell ®

  1. Josep Olivé dijo:

    Esta claro que Vicente Vallés no necesitaba editor para informar acerca de lo dicho con tanta seriedad, profundidad, hondura y gravedad por el que ha derrotado un terrible virus ya siete veces, por lo menos. Vallés se ha encontrado la información ya hecha: tan solo ha tenido que reproducir el video de la conferencia de prensa. Hay que ver lo estremecedor que puede llegar a ser lo más simple: mostrar crudamente un acontecimiento tal como es. Y qué decir de Orwell? Ha habido escritor más clarividente? Y si hubiera conocido al gran matador de virus? Y si hubiera podido vivir de cerca el inconmensurable paripé PSOE-ERC? De bien seguro hubiera acabado en alguna taberna, en donde hubiera suplicado que le cantaran, una y otra vez…

    Baila Iceta, baila.

    • José Luis dijo:

      La Lupe, ja ja. Pero bueno, el ministerio de la verdad ya hará que el teatro se tome por realidad y que el amado lider, pase a la historia como principe de la concordia. Cada vez más cerca de una dictadura.

      • Josep Olivé dijo:

        El protagonista de 1984 tenía como trabajo el re-actualizar y re-adaptar la hemeroteca allí donde más sangrante podía ser la herida. Se trataba de tapar una mentira con otra más adecuada a la actualidad. Tal trabajo ya no existe. No es en absoluto necesario. No solo les da igual mentir, sino que les importa un pito que todo el mundo sepa que mienten.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s