Brahms, barbas, bromas y un trío muy serio

Bernhard Scholz (1835-1916) fue un director y compositor alemán relativamente conocido en su tiempo y su país, pero que ha perdurado sobre todo en la historia de la música por ser amigo de Brahms y uno de los cuatro firmantes del Manifesto de la llamada Guerra de los románticos, junto al mismo Brahms (su más que probable autor) y a Joseph Joachim y a otro amigo y músico, Julius Otto Grimm. Pero también fue el destinatario de la carta de 1878 en la que Brahms, siempre bien afeitado hasta entonces, anunciaba su nuevo aspecto: “¡Vengo con una larga barba! Prepara a tu mujer para un horrible espectáculo!” El cantante George Henschel explicó una anécdota sucedida por entonces, a la salida de un concierto, que insiste en el carácter bromista de Brahms:

Vi a un desconocido, bastante corpulento, de media altura, con el pelo largo y una gran barba. Con una voz muy profunda y ronca se presentó a si mismo como el ‘Director de orquesta Müller’… un instante después, estábamos tronchándonos de risa ante el absoluto éxito del disfraz de Brahms.

Menos segura es la veracidad de otra historia según la que Scholz le habría pedido opinión acerca de un trío que acababa de componer, y Brahms, tras examinar atentamente la partitura, se habría puesto a frotarla entre los dedos preguntándole: “Dime, Bernhard, ¿dónde has conseguido este papel pautado tan bueno?” Claro que más duro hubiera sido responderle pidiéndole a su vez opinión sobre uno de los suyos

aunque vaya Vd a saber si para la exhaustiva y genial revisión de su juvenil Trío para piano nº 1 que hizo cuando sus barbas ya no sorprendían a nadie, no tendría en cuenta algún comentario de su amigo.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Romanticismo, Varios y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Brahms, barbas, bromas y un trío muy serio

  1. josepoliv dijo:

    Lo del director de orquesta Muller cuela del todo! Y tanto! Las dos fotos parecen mostrar personas distintas. Y al pobre Bernhard al menos le elogió la calidad del papel, por tanto no debería quejarse caramba, que hay quién no esta contento con nada. Por cierto, el trio muy bueno, como todo lo de Brahms.

  2. ¡Hola! Sobre el carácter bromista de Brahms, estoy seguro de que tenía, a ratos, buen cachondeo encima.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s