Lo incumplido

La barrendera que ves cada día barrer el suelo con su enorme escobón, vestida de amarillo, somnolienta y cansada, como si barriera, al tiempo que los papeles y la suciedad callejera, la hojarasca de sus propios sueños.

Gustavo Martín Garzo – El cuarto de al lado

 

Der Nußbaum (Julius Mosen 1803-1867)

Es grünet ein Nußbaum vor dem Haus,
Duftig, luftig breitet er blättrig die Blätter aus.

Viel liebliche Blüten stehen dran;
Linde Winde kommen, sie herzlich zu umfahn.
Es flüstern je zwei zu zwei gepaart,
Neigend, beugend zierlich zum Kusse die Hauptchen zart.

Sie flüstern von einem Mägdlein,
Das dächte die Nächte und Tage lang,
Wußte, ach! selber nicht was.

Sie flüstern - wer mag verstehn so gar leise Weis'? -
Flüstern von Bräut'gam und nächstem Jahr.

Das Mägdlein horchet, es rauscht im Baum;
Sehnend, wähnend sinkt es lächelnd 
in Schlaf und Traum.
El nogal

Reverdece un nogal ante la casa,
fragante y aéreo extiende las frondosas ramas.

Está lleno de hermosas flores
que las suaves brisas acarician dulcemente.
Graciosas, hablan unas con otras,
y se inclinan para besar sus delicadas coronitas.

Susurran acerca de una muchachita
que noche y día piensa,  
pero, ¡ay!  ella misma no sabe bien en qué.

Susurran... ¿quién comprende su melodía?
Hablan de un prometido y del próximo año.

La muchachita escucha el susurro del árbol.
Anhelante, se sumerge sonriendo 
en el sueño y los sueños.
Anuncio publicitario

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Literatura, Romanticismo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s