6+3 que no son de quien se dice que son

6

La Historia de la Música está repleta de casos de obras, incluso muy famosas algunas, que durante mucho tiempo se atribuyeron a un autor y resultó que no eran suyas. En ciertos casos, hubo intención de engañar. En otros, no. Simplemente sucedió que con el paso del tiempo se fue perdiendo la referencia real hasta el punto de que se incorporaron a otro catálogo (quizá por proximidad estilística, porque apareció el manuscrito entre los papeles de un tercer compositor…) y solo un análisis musicológico profundo ha permitido restablecer la autoría real.

Aquí van seis ejemplos de obras muy famosas que no son de quienes se ha pensado que eran durante mucho tiempo.

1) El  ‘Adagio’ de Albinoni , en realidad fue compuesto casi 200 años después de la muerte de su presunto autor. Remo Giazotto es el padre de esta obra que todo el mundo sigue conociendo como Adagio de Albinoni. Para dotar a su mentira de un aura de leyenda que le diera un componente romántico adicional, contó que había encontrado la partitura escrita por el compositor veneciano entre los restos de la biblioteca de Dresde destruida en los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Estaba parcialmente chamuscada, dijo, y él se limitó a reconstruirla.

2) Lo que sucedió con ‘Il pastor Fido’ también fue un engaño. Chédeville, su autor, llegó a un acuerdo con un editor para publicar esta obra como si fuera de Vivaldi y quedarse con los ingresos que se generarían, sin duda mucho mayores si los interesados pensaban que era del veneciano. La impostura quedó al descubierto cuando vio la luz un documento notarial que explicitaba el pacto y la forma de repartirse los beneficios. Pero lo cierto es que durante mucho tiempo se pensó, sin ningún género de duda, que esta pieza era de Vivaldi. Y no es así.

3) La ‘Sinfonía de los Juguetes’ fue una obra tradicionalmente atribuida a Franz Joseph Haydn, sin una base documental demasiado rigurosa. Por ese motivo, hace ya varias décadas se descartó que fuera suya y cambió la atribución: Leopold Mozart, el padre del genio salzburgués, pasó a ostentar la condición de autor. Tampoco había demasiado soporte documental para ello, y quizá por eso en los últimos tiempos está tomando cuerpo otra hipótesis: la de que el verdadero autor es un monje benedictino llamado Edmund Angerer, que vivió en Baviera en la segunda mitad del siglo XVIII.

4) Los seis cuartetos op. 3 de Haydn son en realidad de un compositor llamado Romanus Hoffsteter, de quien la gran mayoría de los aficionados no ha oído hablar nunca. Y, sin embargo, uno de los más bellos trabajos atribuidos a Haydn durante mucho tiempo es suyo. No hubo intento de engaño ni nada parecido. Solo una mala identificación en una época en la que algunas obras no llegaban a editarse, o se perdían los originales y luego era preciso determinar la autoría a partir de una partitura que alguien había copiado a mano. Lo de Hoffsteter fue mala suerte. Escuchen, si no, este arranque del cuarteto Nº 5 de esa serie.  [al que sigue la popularísima Serenade que le dio nombre [4:33]

5) La Sinfonía Nº 37 de Mozart tiene del salzburgués… unos pocos compases, los de su breve introducción. En realidad, la práctica totalidad de la partitura es de Michael Haydn, el hermano del célebre compositor, muy amigo por otra parte de Mozart. [De las razones de esta atribución errónea, se habló hace bien poco aquí]

6) No es del todo seguro de que la célebre ‘Tocata y fuga en re menor’ BVW 565 de Bach sea en realidad suya. En el catálogo del compositor de Eisenach hay un número verdaderamente elevado de trabajos que en algún momento se pensó que había escrito él y ahora se sabe que no es así. En general, no son obras demasiado conocidas. Una de las excepciones es esta pieza para órgano intensa y solemne, que incluso los no aficionados a la clásica identifican a la primera. Pues bien, un número creciente de musicólogos alberga numerosas dudas sobre su autoría.

Cesar Coca. Esa famosa obra de Mozart… que no era suya. El correo.com

+ 3

«Los grandes artistas copian, los genios roban», dicen que decían Picasso. Podría añadirse que los desconocidos engañan y los famosos también se dejan querer, cuando los primeros cobijan sus obras bajo el manto de los segundos y ven como su trabajo, al albur de la mitomanía y el negocio, triunfa engordando otros nombres.  Engaños intencionados junto a errores de atribución y también muchos robos silenciados, como el de Vivaldi, que copia a diestro y siniestro del Gloria de Ruggieri, fusilándole directamente el  Cum Sancto Spiritu,

o el absolutamente maravilloso Pur ti miro, pur ti godo de L’incoronazione di Poppea, que no es de Monteverdi, sino, se cree, de Benedetto Ferrari

O la Cantata Schlage doch, gewünschte Stunde, una con campanitas que va a ser el EBNDCD del próximo mes, que sigue i seguirá manteniendo la BWV (53) por los siglos de los siglos pero es una de las muchas composiciones atribuidas a Bach que no son suyas, una preciosidad probablemente obra de un tal Melchior Hoffmann, nombre que muy pocos recordarán nunca.

Otros tres ejemplos de atribuciones erróneas adjuntados por el socio josepoliv con este artículo de Cesar Coca que dará pie además a una serie dedicada a las cesiones interesadas, esa curiosa variedad de engaño musical que busca el éxito (y el dinero) amparándose y alimentando el nombre de otros.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Barroco, Clasicismo, Clásica y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 6+3 que no son de quien se dice que son

  1. josepoliv dijo:

    …estoooo…mmmm…esto que sigue es de Beethoven o no?…ya no se qué pensar!

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s