Últimas palabras (4)

Está bien, lo diré: Dante me pone malo  – Lope de Vega

____________________________________________________________

Rodrigo (Don Carlo) [Verdi, 1867]: Todo por la patria

¡Oh, Carlos, escucha, tu madre te espera…
en Yuste, mañana; lo sabe todo…!
¡Ah! Me reclama la tierra… Carlos mío,
¡dame la mano…!
¡Yo moriré, pero con alegría en el corazón,
pues, con mi muerte, pude reservarle
a España un salvador…!
¡Ah…! ¡De mí… no… te… olvides…!
¡Ah! ¡Me falla la tierra!
¡Dame la mano, dámela!
¡Ah! ¡Salva Flandes!
¡Carlos, adiós!

-◊-

Romeo y Julieta [Gounod, 1867]: Señor, señor, cuánto nos queremos

[02:52]
J: Ah! ¡Esposo cruel! No me has dejado
mi parte de ese veneno siniestro.

¡Ah! ¡Puñal afortunado,
me queda tu socorro!

R: ¡Dios mío! ¿Qué has hecho?

J: ¡Ven! ¡Qué momento tan dulce!

¡Oh, qué alegría, infinita y suprema,
morir contigo! ¡Ven! ¡Un beso! ¡Te amo!

Los dos: ¡Señor, Señor, perdónanos!

-◊-

Boris Godunov [Moussorgsky,1874]: Zar hasta la muerte

¡Dios mío, Dios mío! ¡Me ahogo!
¿Es que las oraciones
no pueden conseguirme el perdón?
¡Ah, muerte cruel!
¡Cuán fieramente me atormentas!

¡Un momento! ¡Aún soy zar!
¡Ah, sí! ¡Aún soy el zar!…

¡Dios!… ¡Muerte!

¡Perdonadme!

¡He aquí a vuestro zar! Zar… Perdonadme…

-◊-

Aida y Radamés (Aida) [Verdi, 1872]: El que no se consuela es porque no quiere

[00:45]
¡Oh tierra, adiós!
Adiós valle de lágrimas,
sueño de alegría
condenado al fracaso.
El cielo se abre para nosotros,
y nuestras almas errantes
vuelan hacia la luz del día eterno.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Opera y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Últimas palabras (4)

  1. josepoliv dijo:

    En el youtube de Aida el público del MET comete un crimen (es bastante criminal el público del MET) al destrozar el pianísimo final. La representación es de 1989. Ahora ocurre menos pero de vez en cuando sucede, pero en el MET sucede casi siempre. Esos entusiasmos que al parecer no pueden contenerse por unos pocos segundos! Incluso en ocasiones he llegado a pensar que ese tipo de crímenes perpetrados contra finales sostenidos en pianísimo son una cruel venganza contra el compositor por no proporcionar un final apoteósico. Sí, ya se que no es así, que mucho (demasiado) público operístico esta en el teatro para aplaudir y bravear a su divo/diva y un delicado final le importa un rábano, pero no sé por qué me da la sensación que les fastidia un final que no es de su gusto.
    P.S. Recuerdo una función de La Valkiria en el Liceu de hace unos 10 años. El papel de Siegmund lo cantaba Plácido Domingo. Siegmund muere en el segundo acto y por tanto ya no aparece en el tercero. Pues no se si os lo creeréis pero hubo una buena parte de público que se fue del teatro al finalizar el segundo acto! O sea que hay gente que pasa olímpicamente del impresionante tercer acto de La Valkiria porque no sale su divo!!!

    • José Luis dijo:

      No creo que los aplaudidores precoces persigan nada más que hacerse notar al vecino, porque hoy parece que queda bien ser el que más ha disfrutado y el que más sabe que ya toca aplaudir. Hay gente pa tó. Y tambien directores, que últimamente son ya muchos los que aguantan un minuto en silencio con los brazos alzados después de haber dirigido (mal) la polca china.

    • José Luis dijo:

      Realmente, lo de ese final de Aida es de juzgado de guardia.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s