Conmovidos hasta las lágrimas ®

La música tiene el poder de tocar las fibras del corazón, y evocar emociones es su principal objetivo, ya sea alegría o tristeza, excitación o recogimiento. Una cierta melodía o la línea de una canción, una frase descendente, la retrasada gratificación de una armonía resuelta: todos estos factores hacen que la música sea interesante, emocionante, relajante, placentera y conmovedora.

Las lágrimas y los escalofríos, u “hormigueos”, al escuchar música son una respuesta fisiológica que activa el sistema nervioso parasimpático, así como las regiones cerebrales relacionadas con la gratificación. Los estudios han demostrado que alrededor del 25% de la población experimenta esa reacción a la música. Pero es mucho más que una pura respuesta fisiológica. La música clásica, en particular, sigue un camino misterioso a través de nuestros sentidos, desencadenando respuestas emocionales inesperadas y poderosas, que a veces resultan en lágrimas, y no sólo lágrimas de tristeza.

Las lágrimas fluyen espontáneamente en respuesta a una liberación de tensión, tal vez al final de una interpretación particularmente fascinante. Ciertas piezas musicales pueden recordarnos eventos pasados, experiencias y personas, desencadenando recuerdos y emociones asociadas. En otras ocasiones, es posible que se nos llenen de lágrimas los ojos ante la grandeza o la pura belleza de la música.

Ciertas piezas son sabidamente generadoras de lágrimas*, incluyendo

Mahler: Adagio de la Sinfonía n. ° 9 en Re

Una de las despedidas más conmovedoras de la música.

 

Schubert: Winterreise

Tragedia personal representada con una música inquietantemente hermosa

 

Elgar: Concierto para violonchelo

Melodías terriblemente melancólicas y una sensación de esperanza y angustia, particularmente en el movimiento final, esta es la obra maestra trágica de Elgar.

 

Allegri: Miserere

Acordes etéreos combinados con canto llano, la exquisita simplicidad y belleza de esta música garantiza el flujo de lágrimas.

 

Rachmaninoff: Movimiento lento, Concierto para piano n. ° 2

En pocas palabras, esta es una música sublimemente hermosa.

Moved to tears. Frances Wilson, Interlude.

 

* ¿Por qué razón la palabra “lacrimógeno”, gases aparte, suena tan despectivamente?

® Hace diez años: Sentimientos humanos

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Música y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Conmovidos hasta las lágrimas ®

  1. josepoliv dijo:

    Tamino debe permanecer callado…y Pamina cree que ya no la ama…

    Y bueno, haría una lista interminable de momentos “lacrimógenos”…

    • José Luis dijo:

      Bueno, si contamos las óperas lo dificil sera encontrar una buena que no tenga momentos lacrimógenos. Desde Ariadna y Dido hasta Lulú, pasando por Butterfly e Isolda… por cierto, todos con señoras… qué peligro si se enteran las de los las los les…

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s