El campo de la muerte ®

↑↑↑ Pulsar si los subtítulos no aparecen

Las muchachas caminan sobre el helado campo de batalla del Lago Peipus besando los ojos de los muertos. Olga busca a sus dos pretendientes. Para esta escena de Alexander Nevsky, Prokofiev compuso sobre un poema del constructivista Vladimir Lugovskoy, autor de la mayoría de los textos de las canciones de la película, un impresionante lamento para mezzosoprano de aire marcadamente popular.

Eisenstein quedó tan impresionado por el trabajo de Prokofiev que filmó y editó la cinta primando su ajuste a la música, pero el compositor hizo lo propio y también supervisó directamente la grabación de la música, cuidando hasta de la distancia a la que debían situarse los micrófonos. El resultado fue una de las mejores películas de la historia y, para muchos la mejor música compuesta nunca para el cine. Otra cosa es la calidad del sonido que pudo obtenerse entonces y su conservación, algo que se remedió ya en la primera restauración de la película, en 1986. En todo caso, Prokofiev había compuesto inmediatamente la cantata que, no tan a menudo como sería deseable, se ha podido disfrutar siempre en las salas de concierto. “El campo de la muerte” no es la escena más espectacular de la película, pero quizás sí la más emotiva, y desde luego, uno de los momentos más esperados de la cantata.

 

Myortvoye polye 

Ya poydu po polyu byelomu,
polyechu po polyu smyertnomu.
Poishchu ya slavnïkh sokolov,
zhenikhov moikh, dobrïkh molodtsev.
Kto lyezhit, myechami porublyennïy,
kto lyezhit, streloyu poranyennïy.
Napoili oni krovyu aloyu
zyemlyu chestnuyu, zemlyu russkuyu.
Kto pogib za Rus smyertyu dobroyu,
potseluyu tovo v ochi myortvïye,
a tomu molodtsu, shto ostalsa zhit,
budu vyernoy zhenoy, miloy ladoyu.
Nye vozmu v muzhya krasivogo:
krasota zyemnaya konchitsya.
A poydu ya za khrabrogo.
Otzovityesa, yasnï sokoly!
El campo de la muerte

Marcharé a través del campo cubierto de nieve,
volaré sobre el campo de la muerte.
Buscaré a mi prometido entre esos
valientes e intrépidos jóvenes halcones.
Aquí yace uno abatido por la espada,
allí otro atravesado por las flechas.
¡Con su sangre han regado la tierra de Rusia!
El que entregó noblemente su vida por Rusia,
recibirá un beso en los ojos sin vida, así como
también los osados jóvenes que aún viven.
Seré una amante esposa y leal compañera.
No me casaré con un joven atractivo:
la belleza terrenal no dura para siempre;
me casaré con un hombre valiente.
¡Tened siempre presentes mis palabras,
intrépidos halcones!

que vale mucho la pena escuchar en su totalidad

como la película (subtitulada en inglés).

 

 

® Hace diez años: Eisenstein/Prokofiev – La batalla en el hielo de Alexander Nevsky

 

 

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Bandas Sonoras, Cine, Clásica, Música, Primera mitad del Siglo XX y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El campo de la muerte ®

  1. josepoliv dijo:

    Hará unos 10 años la OBC interpretó en concierto toda esta cantata completo. Me preparé bien viendo antes la épica película rusa, ya restaurada. Es un documento impresionante, sobrecogedor. Luego, en la sala de conciertos, aún lo fué más con la estremecedora voz de contralto de Eva Powdles. Inolvidable!

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s