Dinos, padre, ¿de dónde venimos?®

Schumann, final del tercer número de la tercera parte de las Escenas del Fausto de Goethe. Los niños bienaventurados preguntan al Pater Seraphicus:

Sag uns, Vater, wo wir wallen,
sag uns, Gutter, wer wir sind?
Dinos, padre, ¿a dónde vamos?
dinos, buen padre, ¿quiénes somos?

 Y esta es su respuesta

Knaben, Mitternachtsgeborne,
halb erschlossen Geist und Sinn,
für die Eltern gleich Verlorne,
für die Engel zum Gewinn.
Niños nacidos a media noche,
apenas abiertos el espíritu y los sentidos,
perdidos para vuestros padres,
pero ganados para los ángeles.

Escuchando esta preciosidad, es fácil recordar a Papageno dialogando con los tres burlones geniecillos de La Flauta mágica. Pero si estos del Fausto le hubiesen preguntado al Padre Seráfico, no a dónde iban sino de donde venían, puede que les hubiese hablado de un tal Beethoven, de una Sinfonía, de una fantasía y de una canción. O que les hubiese remitido aquí.

 

® Hace diez años: Schumann – Escenas del Fausto de Goethe

 

 

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Clásica, Música, Parecidos, Romanticismo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Dinos, padre, ¿de dónde venimos?®

  1. josepoliv dijo:

    Es curioso. Schumann tiene tres poemas dramáticos de un romanticismo exacerbado que apenas se programan: Escenas de Fausto de Goethe, Das paradies und die Peri y Manfred. Son obras de extraordinaria belleza, plácidas y tranquilas, y por tanto no aptas para quienes desean grandes cataclismos dramáticos. Es posible que esa ausencia de tensión pueda crear cierto sopor, o incluso somnolencia, pero hay que ver lo bien que se esta cuando se entra en ese estado de ingravidez mental, sin llegar a caer en los brazos de Morfeo…pero casi.😌
    P.S. Eso si, Morfeo no tiene nada que hacer con Barenboim al piano dirigiendo la Fantasia Coral.😄

    • José Luis dijo:

      Comentando que el Concierto para cello de Schumann no me gustaba demasiado, un profesional me explicó que era muy dificil tocarlo realmente bien y de ahí. No sé si no pasará algo parecido con esas obras que también a mí me resultan cansinas.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s