Una alegría (relativa)

Disposición a ser vacunado contra la COVID-19
VacunadosPendientesIndecisosOpuestos a vacunarse

Porcentaje de población que ha recibido al menos una dosis de vacuna antiCOVID-19

Seis millones y medio de españoles rechazando ser vacunados no es como para tirar cohetes, pero nuestro 14% de irracionalidad o/y estupidez extrema e irreductible es una alegría al lado de los datos del mundo llamado desarrollado: Francia, Alemania, Austria y desde luego Estados Unidos, casi nos doblan.

La relatividad de la alegría viene de los datos de esa Europa que mira al mundo por encima del hombro, de los listos que desde su torre de marfil niegan las evidencias mientras se preparan para el apagón como preparaban refugios antinucleares, de la legión de ignorantes atrevidos que señalan el camino de la decadencia de Occidente.

Por volver al optimismo: A más corto plazo, si nuestra cuota de irracionalidad no pasa de ese 14%, también hay esperanza en otros terrenos.

Anuncio publicitario

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Una alegría (relativa)

  1. josepoliv dijo:

    Que haya tanta gente que, dados los resultados en estos meses, no crea en la efectividad de las vacunas del covid! Cuanto daño hacen las mentes negacionistas que logran colar su fanatismo a través de las redes sociales. Y campan por sus dominios gracias a gobiernos cobardes que les importa más su voto que su poder de contagio. Yo ya estoy jubilado, pero no aceptaría compartir el trabajo con alguien no vacunado, como tampoco aceptaría compartir mesa con familiares o amistades que se negaran a vacunarse. Por suerte, no conozco a nadie de mi entorno familiar o de amistades que haya rechazado la vacuna.

    • José Luis dijo:

      Para mi, la mejor noticia en años, nuestra relativamente escasa proporción de irracionales. Que demuestran claramente aquello de que es mucho más facil engañar a alguien que hacerle ver que le han engañado. Hay mucho de supremacismo en esas sectas de listillos. Yo, a los no vacunados que enfermasen, les pasaba la factura.

  2. josepoliv dijo:

    Por cierto, aqui en Catalunya, al frente de la conselleria de sanidad tenemos a uno que defiende de manera explícita el derecho a no vacunarse. Tanto es así que hasta permite que personal sanitario no se vacune. Y eso que es médico de profesión. Pero claro, ahora se ha metido a político y lo que diga el partido oiga, que se esta mucho mejor en el despacho que en la consulta. Y cuando en Enero (o antes) los hospitales esten a tope ya pensaremos algo porque qué más da que en solo dos semanas se hayan duplicado los contagios y la tendencia alcista sea ya un hecho. Pelillos a la mar, que se esta muy bien sin hacer nada y solo hay que esperar las indicaciones del partido.

    • José Luis dijo:

      Eso es vomitivo, lo conozco muy bien por las vacunas de los niños. La recomendación oficial era comprender y aceptar. Pero si dejas que tu hijo se pasee por el alfeizar de la ventana o vaya sin cinturón der seguridad, se te cae el pelo. Lo mismo que con las cuentomedicinas, «hay que ser tolerante», lei en algun editorial. Kumbayalandia.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s