El truco de Nimrod y otra cosa ®

De un modo similar al Adagio para cuerdas de Barber, «Nimrod» logra  alcanzar su  estatus dramático por medio de largas frases de dinámica creciente y melodía ondulante, que se alzan lentamente hasta llegar a un clímax emocional. Las cimas de la pieza están señalizadas  por los timbales, lo que facilita la anticipación de sus escalofriantes momentos de impacto. Los momentos de disonancia se resuelven rápidamente, pero permaneciendo el tiempo suficiente para hacer sentir su presencia, intensificando así la sensación de alivio emocional al disiparse. Solemne y evocador, «Nimrod» nos hace buscar los pañuelos a todos.

A Guide to ‘Nimrod’ from Elgar’s Enigma Variations. BBC Music Magazine.

 

Otra cosa: ¿Conocería Morricone esta pausada y bellísima interpretación de Nimrod?

 

Anuncio publicitario

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Clásica, Música, Nacionalismo, Parecidos, Post-Romanticismo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El truco de Nimrod y otra cosa ®

  1. josepoliv dijo:

    El truco de ser bueno en lo que uno hace. 😁
    Y bellísimas ambas!

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s