Sobre la tristeza

La tristeza: una herida oculta, indefinible. El triste, el verdadero triste, es el que no se resigna a vivir como una sombra, a que su vida sea mera representación. Por eso enferma, porque añora la verdadera presencia de las cosas, la vida fuera de la caverna, la plenitud de los cuerpos de los atletas y de los amantes, hechos de carne y de luz.

Gustavo Martín Garzo – El cuarto de al lado

Im Treibhaus

Hochgewölbte Blätterkronen,
Baldachine von Smaragd,
Kinder ihr aus fernen Zonen, 
Saget mir, warum ihr klagt? 

Schweigend neiget ihr die Zweige, 
Malet Zeichen in die Luft, 
Und der Leiden stummer Zeuge 
Steiget aufwärts, süßer Duft.

Weit in sehnendem Verlangen 
Breitet ihr die Arme aus, 
Und umschlinget wahnbefangen 
Öder Leere nicht'gen Graus.

Wohl, ich weiß es, arme Pflanze; 
Ein Geschicke teilen wir,
Ob umstrahlt von Licht und Glanze, 
Unsre Heimat ist nicht hier! 

Und wie froh die Sonne scheidet 
Von des Tages leerem Schein,
Hüllet der, der wahrhaft leidet,
Sich in Schweigens Dunkel ein.

Stille wird's, ein säuselnd Weben
Füllet bang den dunklen Raum:
Schwere Tropfen seh ich schweben
An der Blätter grünem Saum.
En el invernáculo

Coronas de follaje en altas arcadas,
baldaquines de esmeralda,
vosotros, hijos de lejanas religiones,
decidme ¿por qué os lamentáis?

Inclináis en silencio vuestras ramas,
dibujáis signos en el aire
y, como mudo testigo de vuestras penas,
se exhala un dulce perfume.

Grandes, en vuestro ardiente deseo,
abrís vuestros brazos
para estrechar vanamente
el horror espantoso del vacío.

Sé muy bien, pobres plantas,
que compartimos un igual destino.
Aunque viviésemos entre una luz radiante
nuestro hogar no está aquí.

Al igual que el sol gozoso, que abandona
el vacío esplendor del día,
aquel que verdaderamente sufre
se envuelve con el obscuro manto del silencio.

Todo se calma. Un susurro ansioso
llena la estancia obscura.
Estoy viendo cómo pesadas gotas se hinchan
en los verdes bordes de las hojas.
Anuncio publicitario

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Literatura y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s