Arias barrocas para la isla desierta (2) – Odio y amor, placer sin fin con Handel

3. Handel: Teseo, HWV 9, Acto V, escena 1 – “Morirò, ma vendicata”

Una de las características arias de furor de Handel perteneciente a la no muy conocida Teseo, tercera de sus óperas londinenses. El triunfante rey Egeo ha roto su compromiso matrimonial con la hechicera Medea, que apenas ha proclamado su deseo de morir acompañada por un lacrimoso oboe, cuando se suma a la vengativa catarata de notas de las cuerdas jurando despellejar a la que ha ocupado su lugar, la Princesa Agilea.

Moriró, ma vendicata,
Vendicata morirò.
E vedrò pria di morire
Lacerata
Trucidata
La rivale e l’infedele
Che crudele m’oltraggiò.
Vuo’ morir... etc. 

Moriré, pero vengada.
Vengada moriré.
Y veré, antes de morir,
desgarrada,
torturada,
la rival y la infiel
que cruelmente me ultrajó.
Quiero morir... etc 

 

4. Handel: Semele, HWV 58, Acto I, escena 4 – “Endless pleasure, endless love”

Sufrirá las iras de Juno y acabará consumida por el fuego de Júpiter, engendrando de sus cenizas a Baco. Pero de momento, Semele se felicita por su suerte en el primer acto de este “drama musical” que no coló como un oratorio porque en realidad es una ópera, y no precisamente religiosa ni púdica: Aquí, Júpiter ha atendido sus ruegos y la ha tomado como su amante. Y Handel acompaña su felicidad como sólo él sabe hacerlo.

SEMELE 

Endless pleasure, endless love, 
Semele enjoys above! 
On her bosom Jove reclining, 
Useless now his thunder lies; 
To her arms his bolts resigning, 
And his lightning to her eyes. 

PRIESTS, AUGURS 

Endless pleasure, endless love 
Semele enjoys above! 
SÉMELE

Placer sin fin, amor sin fin,
¡Sémele es feliz en las alturas!
Sobre sus pechos se reclina Júpiter,
inerme ahora su trueno yace;
sus rayos conciliados con sus abrazos;
sus relámpagos con sus ojos.

SACERDOTES, AUGURES

Placer sin fin, amor sin fin,
¡Sémele es feliz en las alturas!
Anuncio publicitario

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Barroco, Opera, Sacra y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Arias barrocas para la isla desierta (2) – Odio y amor, placer sin fin con Handel

  1. josepoliv dijo:

    «Y Handel acompaña su felicidad como sólo él sabe hacerlo.» Así es, un maravilloso músico dotado especialmente para transmitir felicidad.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s