HWV 233 – MWV 233 – BRÇWV en progreso ®

Real Madrid 0 – Barcelona 4

233 es uno de los  números capitales de los años gloriosos. Entonces, una amiga comentarista lo asoció a la BWV 233 de Bach. Hoy, exactamente diez años después, a los pocos minutos de la cuadruplicada confirmación a domicilio del inicio de una nueva era pero consciente de que aquellos tiempos merecen cuando menos un penúltimo agradecimiento y con la curiosidad espoleada por el éxito de la penúltima investigación al respecto,  la mirada se dirige a la HWV 233, una de las Cantatas Marianas de Handel.  Y es que aquel 233 de nuestros amores de entonces y de las esperanzas que se confirman hoy, era un MWV, porque WV es Werke-Verzeichnis, catálogo de obras; de Bach BWV, de Handel, HWV. Y nuestro artista, es obvio, era M, y aquello fue la MWV 233

que, como ya se señaló en su momento, retomaba el tema de la MWV 1 en ese clímax con que superaba definitivamente todo lo visto hasta entonces.

Pues bien: Encargada para conmemorar el terremoto de Roma de 1703, la fecha de composición de esta cantata a la Virgen María se sitúa alrededor de 1707-1708, y pudo, por tanto, ser perfectamente en 1706, tres años después del terremoto. Lo cual no es baladí, porque la MWV 233 se consumó tres años después de un terremoto protagonizado en Roma por el mismo M.

A partir de aquí, si la M de la María de la cantata es sustituida con todo respeto por nuestro M, que seguramente no era un santo pero tampoco el vampiro de Dusseldorf, el profético sentido oculto de la obra de Handel empieza a desvelarse. No hay mucho que explicar. Basta con leer las palabras resaltadas en este fragmento:

La serena estrella, a la meta, seguro se dirige. Y Da capo, que así fue cuando el terremoto, no con errante piede como el de esos que se la encuentran y va para adentro. Luego, en inglés, goal, más claro imposible. Sin hablar de las palabras con que abre la cantata: “Tú que radiante luces en el firmamento… y que con tu luz haces tan claro el mundo”, y de las finales, que hasta hace bien poco eran particularmente apropiadas: “M, salvación y esperanza del mundo afligido y de los mortales que languidecen, por medio tuyo, que la trémula ira extinga su rostro en un mar de sangre y paz y alegría tengamos nosotros así en la tierra como en el cielo, M.”

Lo del mar de sangre es obviamente metafórico. Con cosas como lo de esta noche nos conformamos, y si las MWV se acabaron, que las PWV sigan sus pasos, o mejor aún, las BRÇWV (la BWV está ocupadísima). Sí: adelante las BRÇWV que son las que realmente están triunfando ahora. Y, de momento, celebremos lo que es ya una realidad recordando algunas de aquellas MWV acompañadas por la feliz introducción de la cantata de Handel,

para escuchar luego devota y recogidamente esta preciosa HWV 233, que de bien nacidos es ser agradecidos.

 

® Hace diez años: …232, 233, 234…

 

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Barroco, Sociedad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a HWV 233 – MWV 233 – BRÇWV en progreso ®

  1. josepoliv dijo:

    Te ha faltado tiempo… :-)))))))
    Igual ya has empezado el post con el 0-2, porque mira que esta elaborado, y acabando el partido prácticamente a las 11 o eres un improvisador nato o no lo entiendo. 🙂
    Visca el Barça!

  2. José Luis dijo:

    Me troncho de risa. Eso no lo escribo ni en media hora ni en media tarde. Estaba escrito y programado hace mucho, pero en tono elegíaco, lamentando los tiempos pasados. Anoche, lo recordé al acabar ese glorioso meneo y era evidente que lo tenía que rectificar, y me encontré con que estaba programado para hoy, a los diez años del 233 de Messi. Por suerte, el cuerpo no necesitaba cambios y hacerlos en la introducción y el final costó unos pocos minutos: Donde habla de los tiempos que no volverán se pone el inicio de una nueva era, y listos. Lo cual no deja de ser instructivo.

    De modo que nada de improvisador nato: Un churro, que las casualidades, por raras que sean, son infinitamente más frecuentes que los milagros. Salvo lo de este Barça, que tiene más de milagro que de casualidad.

    • josepoliv dijo:

      Ya me estrañaba a mi, porque para nada parecía algo improvisado o hecho en un estado de euforia post-meneo…👏👏👏👏👏👏👏👏

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s