Arias barrocas para la isla desierta (3) – Un compromiso ratificado y uno roto

5. Handel: Ariodante, HWV 33, Act0 I, escena 5 – “Prendi, prendi”

No sólo arias. Aunque iniciada con un aria muy breve en la que Ariodante goza de su enamoramiento, la escena en que el principe vasallo y la hija de su rey se prometen, culmina con un precioso dueto vocal, tan delicado como su acompañamiento. Dueto que, de forma poco habitual, es interrumpido bruscamente. Pero sin violencia: El rey ha sorprendido a la embelesada pareja, y bendice su compromiso.

ARIODANTE
Qui d’amor nel suo linguaggio
Parla il rio, l'erbetta, e'l faggio
Al mio core innamorato.


ARIODANTE
T’amerò dunque sempre, idolo mio.

GINEVRA
Alma costante pur, ti dico anch’io.

ARIODANTE
Tu sovrana, io vassallo!

GINEVRA
Ariodante, mercé del Nume arciero
più sovrana non é quest'amante;
servo non é chi ha del mio cor l'impero.

ARIODANTE
Quasi attonita l'alma ancor nol credo.

GINEVRA
Dunque la destra mia,
di ciò che t'offre amor pegno ti sia.



GINEVRA
Prendi, prendi da questa mano, il pegno di mia fé!

ARIODANTE
Prendo, prendo da questa mano, il premio di mia fé!

ENTRAMBI
Del Fato più inumano il barbaro rigore,
mai così bell'ardore estinguer possa in me.


IL RE
Non vi turbate, bell'alme innamorate!

GINEVRA
Padre!

ARIODANTE
Mio Re ...

IL RE
Tacete! e de' vostri contenti
me a parte ancor prendete,
che della vita, e degli spirti miei
una parte sei tu;
l'altra tu sei,
ARIODANTE
Aquí de amor, en su lenguaje
hablan el río, las hierbas y los árboles
a mi corazón enamorado.


ARIODANTE
¡Siempre te amaré, ídolo mío!

GINEBRA
¡Mi alma tendrá la misma constancia!

ARIODANTE
¡Tú reina, yo vasallo!

GINEBRA
Ariodante, gracias al dios arquero,
esta amante ya no es reina
ni es siervo quien manda en mi corazón.

ARIODANTE
Casi atónita el alma, aún no lo creo.

GINEBRA
Entonces, que mi mano derecha 
sea la prenda del amor que te ofrece.



GINEBRA
¡Toma de esta mano la prenda de mi fidelidad!

ARIODANTE
¡Tomo de esta mano el premio de mi fidelidad!

AMBOS
Que el cruel rigor del destino más inhumano
jamás extinga en mí tan hermoso ardor.


EL REY
¡No os turbéis, bellas almas enamoradas!

GINEBRA
¡Padre!

ARIODANTE
Mi rey...

EL REY
¡Callad! y de vuestra alegría
permitid que participe,
que de mi vida, y de mi espíritu,
tú eres una parte;
la otra eres tú.

 

 

6. Handel: Teseo, HWV 9, Acto II, escena 1 – “Dolce riposo”

Cuando asciende de categoría al vencer a Atenas, Medea le parece poco al rey Egeo y rompe su compromiso con ella. Segun el libreto,  la hechicera se siente humillada, pero su reacción no es un aria furiosa sino contemplativa, un aria  en la que se lamenta por las penas que causa el amor y sueña en un futuro de paz y reposo, siendo, como es, algo incompatible con el amor. En todo caso, una maravilla que la hechicera DiDonato explica así:

Es pura felicidad lírica. Es una de las pequeñas gemas que Handel regaló tan generosamente a este mundo, y es un raro momento de tranquila serenidad para esta criatura torturada, Medea. Habla, distanciándose emocionalmente, de algo que la elude cruelmente, y Handel pinta su línea con largos y lánguidos trazos de un dolor contenido, con un silencioso reconocimiento de un destino que no le pertenece. Mi corazón llora por ella.

Dolce Riposo, ed innocente pace,
Ben felice, è quel sen che vi possiede. 

Sempre fu a me tiranno
Il pargoletto Amore
Or nuovi strali al core,
d’avventar si compiace. 
 
Dolce riposo, ed innocente pace.
Ben felice, è quel sen che vi possiede.
¡Dulce reposo, e inocente paz,
bien feliz es el seno que los posee!  

 Siempre me fue tirano
el párvulo Amor,
ahora nuevas flechas a mi corazón. 
se complace en tirar
 
¡Dulce reposo e inocente paz ,
bien feliz es el seno que los posee!  
Anuncio publicitario

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Barroco, Opera y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Arias barrocas para la isla desierta (3) – Un compromiso ratificado y uno roto

  1. josepoliv dijo:

    «Dolce riposo» o como llenar de música sublime casi cuatro minutos. Qué maravilla!

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s