Tres de esas tontas cosas ®

Dos de These foolish things con Dave Brubeck en el piano, la primera protagonizada también por el inconfundible alto de Paul Desmond, autor del mitico Take Five y compañero de cuarteto durante casi dos décadas. Y con una estupenda intervención del bajo Eugene Wright. El batería es Joe Morello.

y justo medio siglo después, tres años antes de fallecer en 2012, con Wynton Marsalis, siempre impecable.

 

La tercera, en la voz de Billie Holiday, una de las primeras que grabó este inmortal clásico, hace casi ya un siglo, aunque no en aquella interpretación de 1936 a ritmo de Foxtrot con la orquesta de Teddy Wilson, sino en la grabacion de 1952 para Mercury con Oscar Peterson (más Barney Kessel, Ray Brown y Alvin Stoller), no menos extraordinaria pero con el caracterísico uso de los tempos lentos con que hoy se la recuerda más, especialmente apropiado para la nostálgica letra de esta canción.

A cigarette that bears a lipstick's traces
An airline ticket to romantic places
And still my heart has wings
These foolish things remind me of you

A tinkling piano in the next apartment
Those stumbling words that told you what my heart meant
A fair ground's painted swings
These foolish things remind me of you

You came you saw you conquer'd me
When you did that to me
I knew somehow this had to be

The winds of March that make my heart a dancer
A telephone that rings but who's to answer?
Oh, how the ghost of you clings!
These foolish things remind me of you

How strange, how sweet to find you still
These things are dear to me
They seem to bring you near to me

The scent of smould'ring leaves, the wail of steamers
Two lovers on the street who walk like dreamers
Oh, how the ghost of you clings!
These foolish things remind me of you
Un cigarrillo con manchas de pintalabios
Un billete de avión a lugares románticos
Y mi corazón aún tiene alas
Esas tontas cosas me recuerdan a tí

Un piano sonando en el apartamento de al lado
Aquellos balbuceos que te dijeron lo que mi corazón sentía
Unos columpios de colores del parque de atracciones
Esas tontas cosas me recuerdan a tí

Viniste, viste, me conquistaste
Cuando eso sucedió
Sabía de algún modo que así tenía que ser

Los vientos de Marzo que hacen de mi corazón un bailarín
Un teléfono que suena pero ¿quién va a contestar?
¡Oh!, ¡Cómo se me aferra tu espectro!
Esas tontas cosas me recuerdan a tí.

Qué raro, qué dulce encontrarte todavía
Esas cosas me son muy queridas
Parecen traerte cerca de mí

El olor de las hojas quemadas, el gemido de los vapores
Dos enamorados en la calle caminando con sus sueños
¡Oh!, ¡Cómo se me aferra tu espectro!
Esas tontas cosas me recuerdan a tí.

 

® Hace diez años: The best exotic Marigold Hotel

 

 

 

 

 

Anuncio publicitario

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Jazz y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s