Benjamín Zander, sobre música, pasión y algunas cosas más ®

 

® Hace diez años: Resolviendo el enigma de la música (III) (JA JA JA)

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Clasicismo, Clásica, Música, Sociedad, Teoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Benjamín Zander, sobre música, pasión y algunas cosas más ®

  1. josepoliv dijo:

    Benjamin Zander es un personaje fascinante, y lo demuestra en cada video. El que nos traes hoy es muy emocionante. A quienes amamos la música clásica nos arrebatan sus apasionadas explicaciones y nos hace meditar acerca de la suerte inmensa que tenemos por ser capaces de valorarla, apreciarla, estimarla. Yo no sabría (ni podría) vivir sin ella. Menos aún en estos tiempos que corren.

    • José Luis dijo:

      Parece que se dedica mucho a esas cosas de motivación y liderazgo. Además de un buen director es un comunicador excepcional. Se cree lo que dice, o lo parece.

  2. josepoliv dijo:

    Me gustaría contagiarme del irrefrenable optimismo de Zander respecto del futuro de la música clásica. Cada vez veo los auditorios más vacíos. La edad media de los espectadores va subiendo inexorablemente. Los aficionados que por edad se ven impedidos de asistir a conciertos no son reemplazados por público joven. Ya ni es necesario comprar anticipadamente: seguro que encuentras la entrada a tu gusto una hora antes del concierto, y hasta podrás disfrutar de una oferta de última hora. Y es un fenómeno global. Y no es consecuencia de la pandemia. Ya llevamos años con esta tendencia, por lo menos 10 o 15 años. Lamentablemente la música clásica volverá, en no mucho tiempo, a ser muy minoritaria. Su público no será elitista, ya que hasta las élites están en otras cosas, pero tendrá un buen grado de inquietud cultural. Desaparecerán muchas orquestas y la profesión de músico entrara en una larga crisis. La misma sociedad, embrujada por el poder tecnológico y el dinero, empujará definitivamente a la música clásica al precipicio. De todos a los que agrada escuchar un bello fragmento de una sinfonía a cuantos realmente les asalta el interés por escucharla en su totalidad? Cuantos están dispuestos a concentrarse para escuchar esa ópera de la que conocen un aria que les emociona? Se consume mucha música, sí, pero dos minutos de aquí, dos minutos de allá, y mientras se esta por otras cosas. En nada ha ayudado tampoco esa contumaz insistencia de muchos músicos salidos de los conservatorios en hacer música solo para ellos, que la entienden solo ellos y que ignoran (o desprecian?) a los oyentes que no entienden su creación, bien seguro porque no pueden alcanzar ese nirvana intelectualoide del creador. Claro claro. Pero es curioso que su partituras siempre se interpretan al principio del concierto. Todo melómano sabe el por qué. Y ellos también. Y finalmente, el sistema educativo imperante ya nos prepara para el definitivo entierro. Historia, filosofía, arte, humanidades, todo esto son reliquias que hay que superar. Ahora lo importante son otras cosas bien cargadas de ideología.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s