Migas de Proust (57)

En las enfermedades es cuando nos damos cuenta de que no vivimos solos, sino encadenados a un ser de un reino diferente, del que nos separan abismos, que no nos conoce y del que es imposible que nos hagamos entender: nuestro cuerpo.

Anuncio publicitario

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Humor, Literatura, Sociedad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Migas de Proust (57)

  1. josepoliv dijo:

    …y una retina en cada ojo! 😦

  2. josepoliv dijo:

    …me olvidaba decir que lo del esófago lo descubrí ya de pequeñito y hace pocos años hasta podría haber dado un master! 🙂

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s