Radu Lupu

Radu Lupu tenía 76 años cuando falleció el pasado Domingo de Resurrección. Llevaba retirado de los escenarios desde 2019. Ya por entonces tenía importantes problemas de salud que influyeron decisivamente en su retirada. Bien seguro fueron la causa también de su declive artístico, un declive que absolutamente en nada empaña una extraordinaria carrera concertística.

Poeta del piano como nadie, fué durante años un embajador de lujo de los grandes poetas musicales del romanticismo: Schubert y Schumann. Por otro lado, la complejísima textura de las tardías obras para piano de Brahms llegaba con él a nuestros oídos con un sonido nuevo, personalísimo. El problema que tienen muchos melómanos con estas obras de Brahms no esta en la partitura, sino en su traducción pianística, y Radu Lupu la traducía maravillosamente. El romanticismo pianístico era la señal de identidad de sus recitales, pero también del clasicismo vienés nos mostró, a plena luz del día, su claridad y pureza. Así fue con los conciertos de Mozart y sobre todo con los de Beethoven, de los que dejó una huella imborrable en el Auditorio de Barcelona interpretando los cinco sensacionales conciertos en un fin de semana, con repetición, de un día para otro, del que interpretaba de más excelsa manera: el cuarto. Acostumbraba sentarse al piano en una espartana silla de madera, y en los pasajes que no requerían de gran intensidad interpretativa se echaba para atrás y se recostaba en su respaldo dando una imagen de silenciosa comunión entre intérprete, piano y auditorio. Sus recitales podían llegar a ser esa experiencia mística que muy pocos pianistas llegan a transmitir. Siempre huyó del foco mediático y nunca se dió a la vacua espectacularidad del lenguaje corporal. Lupu salía con andar tranquilo al encuentro del piano, tranquilo se sentaba y con su arte nos hacía felices. No le hacía falta nada más. DEP.

Anuncio publicitario
Esta entrada fue publicada en Piano y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Radu Lupu

  1. José Luis dijo:

    Vaya tres fantasticas interpretaciones que has puesto… esto sí que son refrencias absolutas. Por cierto, que no le gustaban los focos parece evidente, creo que no hay ningún youtube en que se le vea tocando. No son todos los que no están, pero entre ellos suelen esconderse los mejores… DEP

  2. josepoliv dijo:

    Pues sí, nada dado a l’exposición en youtube. Solo he encontrado un magnífico video de un concierto de Mozart (el n.19, «Coronación», K459) en Munich del año 1991. La calidad del youtube es buena, y la de la interpretación es soberbia. Mozart cristalino, puro. Ni ligado ni punteado: esencia musical Radu Lupu. Una gozada.

  3. josepoliv dijo:

    Jope…me olvidé… 🙂

    • José Luis dijo:

      Pues casi se me pasa, y vaya joya, que sólo habrá uno pero vale por mil. Con este tipo de artistas lo primero que notas es que les encanta realmente la música por encima de todo, algo que no puede decirse de todos. Una gozada, para enmarcar. Y menudo lujo de sala.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s