Glosario de terminología musical: E

  • eco: eco; un efecto en el que se repite un grupo de notas, por lo general más suavemente, y quizá en una octava diferente, para crear un efecto de eco.

Uno de los primeros y más bonitos ejemplos de ecos musicales es el del Concierto para dos violines en La mayor, RV 552, o, más exactamente, Concierto con violín principal y otro violín para eco lejano de Vivaldi, una pieza que gusta a niños y mayores.

Pero Bach debió tomar buena nota, y el octavo y último de los movimientos de su Suite para clave de dos teclados, BWV 831, conocida como Obertura francesa, es un inusual añadido a los habituales movimientos de danzas, que se titula y es un “Eco” pensado para explotar  las diferentes dinámicas (véase capítulo D2 de este glosario) de los dos teclados. Aunque al piano, con uno le sobra, como puede comprobarse en este encore (véase esta misma página del glosario, inmediatamente)

 

  • encore (fr.): otra vez; es decir, se interpreta el pasaje otra vez.

Eso es en las partituras, porque, para el público, un encore es una propina -todavía un poco más de música, por favor- pero no que se repita obligatoriamente lo último. Lo curioso es que la palabra “encore” la usan los anglosajones, pero en Francia, de donde viene, hablan de “un rappel” (un recuerdo) o emplean el universal latín “bis”. Aquí preferimos propina, lo que no deja de ser también curioso, porque la propina la suele dar quien paga y no quien cobra.

Tan frecuente es ver exigir abusivamente bises a un solista exhausto y enojarse ante su negativa, como que se concedan a la primera de cambios, haciendo lo de aquel torero: “Dio la vuelta al ruedo por su cuenta”.  Pero lo peor es que ya no se sabe si se aplaude para reconocer y agradecer el trabajo del artista o para lograr que la cosa dure un poco más y rentabilizar así la entrada. El que ha resuelto mejor el asunto es Sokolov, que tiene ya programados seis bises, y ni uno más ni uno menos; menos jamás, porque en su caso, aunque no haga falta para que siga tocando, nunca se le deja de aplaudir a rabiar.

Lo bueno, por contra, es que los bachianos, inevitablemente abandonados en la programación de las orquestas sinfónicas, tienen muchas posibilidades de gozar de su ídolo, porque, siempre que el instrumento del solista lo permite, el más frecuentemente interpretado en los bises es Bach. Lo cual, cuando el divo de turno se ha lucido pero nos ha dejado con las ganas de escucharle en una pieza menos rarita que la escogida, se agradece doblemente. Y así vamos disfrutando a plazos de las suites para violonchelo y de las sonatas y partitas para violín.

Por cierto, como entre el público que escuchaba esta grandísima Sarabande de la Partita nº 2 del jefe no había ningún maldito aplaudidor precoz, habrá podido apreciarse que concluye en uno de esos habituales y siempre eficaces estintos. Lo cual nos lleva como de la mano al siguiente término del glosario:

  • estinto: extinto, extinguido; es decir, tan suave como sea posible, sin vida, apenas audible.

Es decir, un pianissimo a tope, un pianississississississi…ssimo. (En espera de que le llegue su turno a la palabra en este glosario, conviene anticipar que si la dinámicas no tenían que ver con el movimiento, tampoco pianissimo es un super piano sino tocar muy flojito.)

Sin embargo, en música tambien hay estintos muy sonoros, como el Estinto è Idomeneo? de Mozart

o la exclamación de Bach, reconocido bebedor, al ver lo que contenía la caja que le había enviado un admirador,

el regalo que le animó y ayudó a componer El Arte de la fuga, aunque las chauvinistas lenguas sigan intentando hacernos creer que la caja era de cervezas y no de vino tinto.

 

Todo lo cual queda recogido en este encore de un eco estinto, lamentablemente oportuno.

 

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Terminología musical. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Glosario de terminología musical: E

  1. josepoliv dijo:

    6 propinas 6
    De la ganadería Sokolov.
    Viene ser la tercera parte de sus conciertos. Tan memorable como seguro lo son las dos primeras.
    Ni uno menos….tampoco ni uno más. Los de las luces saben perfectamente cuando ya toca encender las luces de la sala.
    Si se reúnen todas las propinas de Bach durante la temporada te salen dos o tres conciertos más, y sin pagar entrada.
    Angelical Hilary Hahn. Su música y su presencia.
    Próxima temporada en Palau: Yulianna Avdeeva. De lo que más espero. Por novedosa y por gran pianista.
    Muy divertido post. Los Glosarios veo que dan mucho juego. :-)))))

    • José Luis dijo:

      Hace poco estuvo Hahn aquí, con el concierto de Sibelius. Casi demasiado perfecta.
      Ni idea de la existencia de esa pianista, es que no se da abasto.
      Sí que dan juego, y a lo tonto, alguna cosa que aprender, yo el primero.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s