Un cosaco cabalgando más allá del Danubio (1) ®

Їхав козак за Дунай, Ikhav Kozak za Dunaj, El cosaco cabalga más allá del Danubio, es una famosa canción popular ucraniana. La letra la escribió en el siglo XVIII el filósofo, poeta y cosaco Semen Klimovski y recoge el diálogo de despedida entre un cosaco que debe partir a la guerra y su amada.

Ikhav kozak za Dunaj,
Skazav: "Divchyno, proschchay!
Ty, konyku voronen'kyy,
nesy ta hulyay!"

"Postiy, postiy, miy kozache,
Tvoya divchyna place,
Yak ty zh mene pokydayesh
– til'ky podumay".

Luchshe bulo b, luchshe bulo b ne khodyt'
Luchshe bulo b, luchshe bulo b ne lyubyt'
Luchshe bulo b, luchshe bulo b ta y ne znat'
Chym teper, chym teper zabuvat' 

Vyyshla, ruky zalomavshy
i tyazhen'ko zaplakavshy:
"Yak ty zh mene pokydayesh
- til'ky podumay!"

“Bilykh ruchok ne lamay,
yasnykh ochok ne styray;
Mene z viyny iz slavoyu
k sobi dozhyday".

Luchshe bulo b…

“Ne khochu ya nichoho,
til'ky tebe odnoho;
Ty zdorov bud', miy milen'kyy,
a vse propaday”.

Svysnuv kozak na konya:
"Ostavaysya zdorova!
Yak ne z•hynu, to vernusya
cherez try hoda!"

Luchshe bulo b…

Ikhav kozak za Dunaj,
Skazav: "Divchyno, proschchay!
Ty, konyku voronen'kyy,
nesy ta hulyay!"

Luchshe bulo b…

Luchshe bulo b…
Un cosaco cabalgaba  más allá del Danubio
Dijo: “ ¡Adiós, muchacha!
Y tú, caballo negro
Llévame y camina”

“Espera, espera, cosaco mío
Tu novia está llorando
¿Cómo me puedes abandonar?
¡Sólo piénsalo!”

Mejor sería, mejor sería no partir
Mejor sería, mejor sería no amar
Mejor sería, mejor sería no haberse conocido
Para ahora, para ahora tener que olvidar.

Ella salió restregándose las manos
Y se puso a  llorar amargamente:
“¿Cómo me puedes abandonar?
¡Sólo piénsalo!”

“No restriegues tus blancas manos,
No frotes tus claros ojos,
Espérame, de la guerra
Volveré cubierto de gloria.

Mejor sería…

“Yo no quiero nada de otro
Sólo a ti te quiero,
Cuídate, corazón mío ,
Tu eres todo lo que me importa.

El cosacó arreó a su caballo:
“¡Cuídate mucho!
¡Si no muero, estaré de vuelta
dentro de tres años!”

Mejor sería…

Un cosaco cabalgaba  más allá del Danubio
Dijo: “ ¡Adiós, querida mia!
Y tú, caballo negro
Llévame y camina”

Mejor sería…

Mejor sería…

Fue un compositor polaco alumno de Haydn llamado Franciszek Lessel quien en 1814 la incorporó a la música «culta» en su «Jichaw Kozak z za Dunaju», Ocho variaciones en La menor  sobre un tema Ruso para piano, Op. 15, no. 1. 

Con el título Schöne Minka («Bella Minka») y una nueva y más genérica letra en alemán escrita en 1808 por Christoph August Tiedge  (autor de los poemas  An die HoffnungDas Glück der Freundschaft a los que Beethoven puso música), la canción se hizo muy popular en Alemania. Entre 1814 y 1815, Weber siguió las pasos de Lessel, aunque componiendo una variación más y citando ya el título alemán: Nueve Variaciones en Do menor sobre un tema ruso, «Schöne Minka», Op. 40, J. 179 para piano.

Pero fue Beethoven quien supo sacar más partido a la canción y llevarla como tal de la estepa a los salones,  cuando, en 1816, la arregló para sus  23 Liedern verschiedener Völker  («23 canciones de diversas nacionalidades») elaborando la pequeña joya  para voz, piano, violín y cello que es esta Schöne Minka, ich muss scheiden, («Bella Minka, debo partir»), WoO. 158a

Schöne Minka, ich muß scheiden!
Ach, du fühltest nicht das Leiden,
Fern auf freudenlosen Heiden
Fern zu sein von dir!
Finster wird der Tag mir scheinen,
Einsam wird’ ich gehen und weinen;
Auf den Bergen, in den Hainen
Ruf’ ich, Minka, dir!
.
Nie wird’ ich von dir mich wenden;
Mit den Lippen, mit den Händen
Wird’ ich Grüße zu dir senden
Von entfernten Höhn!
Mancher Mond wird noch vergehen,
Ehe wir uns wiedersehen:
Ach, vernimm mein letztes Flehen:
Bleib mir treu und schön!
.
Du, mein Olis, mich verlassen?
Meine Wange wird erblassen!
Alle Freuden wird’ ich hassen,
Die sich freundlich nahn!
Ach, den Nächten und den Tagen
Wird’ ich meinen Kummer klagen;
Alle Lüfte werd’ ich fragen,
Ob sie Olis sahn!
.
Tief verstummen meine Lieder,
Meine Augen schlag’ ich nieder,
Aber seh’ ich einst dich wieder,
Dann wird’ s anders sein!
Ob auch all die frischen Farben
Deiner Jugendblüte starben:
Ja, mit Wunden und mit Narben
Bist du, Süßer, mein!

¡Bella Minka, debo partir!
 ¡Ay, tú no sentirás la pena, 
 en lejanos y desolados parajes, 
 de estar lejos de ti!
 Oscuros me parecerán los días, 
 solitario caminaré y lloraré:
 ¡desde las montañas y los bosques, 
 te llamaré, Minka!

 Nunca te olvidaré;
 ¡con los labios, con las manos 
 saludos te lanzaré
 desde lejanas cumbres!.
 Aún pasarán algunas lunas 
 hasta que nos volvamos a ver;
 escucha ahora mi última súplica:
 ¡mantente fiel y bella!

 Tú, mi Olis, ¿abandonarme?
 ¡Mis mejillas palidecerán!
 Odiaré toda alegría 
 que se acerque amistosamente!
 ¡Ay! a las noches y a los días 
 mis pesares contaré,
 a todas las brisas preguntaré 
 si a mi Olis vieron.

 Mis canciones enmudecen, 
 mis ojos se cierran, mas,
 si te vuelven a ver, 
 tornarán a ser lo que eran.
 Aunque toda la frescura y los colores 
 de tu juventud murieran:
Sí,  aún con heridas y cicatrices, 
 tú, mi dulce amor, ¡serías mío!

El diálogo entre la bella Minka y un tal Olis (que si está en riesgo de volver «con heridas y cicatrices» puede seguir siendo el cosaco original), es en esta interpretación un monólogo que omite la tercera estrofa para poder entenderse así. La versión completa, con  su Olis y su Minka es esta que sigue. Adelante, que no hay peligro de hartarse (por ahora).

Poco después, Beethoven usaría la música para el número 7 de sus Diez  aires nacionales con variaciones para flauta y piano Op. 107: Aire ruso (Schöne Minka). Andante (La menor)

También Hummel empleó en 1818 esa combinación de instrumentos, ampliada con el violonchelo, en el Adagio, Variaciones y Rondo en La mayor, Op. 78 «Schöne Minka» para flauta, cello y piano. 

Y queda más para mañana, porque el cosaco siguió despidiéndose de Minka y cabalgando más allá del siglo XIX y más allá del Océano.

 

® Hace diez años: Canciones populares de Beethoven (y 5) – Diez canciones de diversos paises

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Clásica, Música, Popular, Romanticismo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s