Le merle noir ®

Encargado como una pieza de prueba para el examen de acceso al conservatorio [de Paris], Le Merle noir fue compuesto rápidamente en Marzo de 1952. Tiene dos secciones principales, que se repiten con variaciones, con una coda virtuosa al final. La primera idea de este sencillo diseño es una cadenza del canto del pájaro (para la flauta sola) que es significativamente más realista que nada de lo que Messiaen había compuesto hasta entonces. La segunda idea, una melodía lenta, sin duda no es un canto de pájaro, pero la partitura no indica lo que representa. Una pista es que esa melodía viene del «Jardín del sueño de amor» de Turangalîla, de modo que quizás Messiaen pretendía evocar el hábitat del pájaro. Del mismo modo, también puede ser su forma de representar la emoción que el canto produce cuando se recuerda tranquilamente; esos momentos de reflexión privada serían luego esenciales en el mayor ensayo sobre los pájaros de Messiaen, el Catalogue d’oiseaux.

Peter Hill & Nigel Simeone. Messiaen.

El canto del mirlo (turdus merula) es un gorjeo aflautado, no repetitivo y melódico, formado por notas aceleradas con un típico final agudo. Los mirlos cantan a cualquier hora del día, pero intensifican sus cantos al amanecer y al atardecer. Este canto tiene un objetivo territorial, ya que los mirlos cantan para avisar a sus rivales de que un territorio de nidificación ya está ocupado.

Tanto las hembras como los machos exhiben comportamientos territoriales, y expulsarán de su zona a otros mirlos que intenten entrar. El mirlo canta en lugares elevados, como en las copas y ramas altas de los árboles, postes eléctricos, o tejados de edificios y construcciones.

http://www.petdarling.com

Será para amedrentar a posibles enemigos, pero los mirlos que en mi patio se escuchan cada primavera rematan a menudo su canto con un silbido de admiración, como si piropeasen a la pareja.

Sin embargo, es efectivamente muy raro que canten en sitios tan bajos como un seto. Lo habitual es verles en las copas de los árboles. O, mejor dicho, no verles.

® Hace diez años: Canciones estupendas (2) – Blackbird (Paul McCartney)

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Naturaleza, Segunda mitad del Siglo XX y Contemporánea y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Le merle noir ®

  1. josepoliv dijo:

    Cuando en 2011 se representó la monumental ópera «Saint François d’Assís» en el Madrid Arena (no podía hacerse en el Teatro Real por la magnitud escénica) estaban expuestas en las salas de descanso partituras de Olivier Messiaen que reproducían el canto de pájaros. Sus grandes conocimientos de ornitología los adornaba musicalmente con extrema fidelidad en sus pentagramas. Ya no era tan solo conseguir un tono y un timbre lo más cercano posible, sino la genial traducción de los ritmos canoros aleatorios y sincopados. Con cierta ironía se podría decir que se limitaba a componer al dictado de los pájaros.

    • José Luis dijo:

      «Ya no era tan solo conseguir un tono y un timbre lo más cercano posible, sino la genial traducción de los ritmos canoros aleatorios y sincopados.»

      «Un error de los músicos contemporáneos es atribuir una excesiva importancia al fenómeno sonoro. La música no se compone exclusivamente de sonidos.»
      Olivier Messiaen.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s