Migas de Proust (60)

El único viaje verdadero, el único baño de juventud, no sería ir hacia nuevos paisajes, sino tener otros ojos, ver el universo con los ojos de otro, de otros cien, ver los cien universos que cada uno de ellos ve, que cada uno de ellos es; y esto, nosotros podemos hacerlo con un Elstir, con un Vinteuil: con sus semejantes, volamos verdaderamente de estrellas en estrellas.

Como, efectivamente, podemos hacer con un Beethoven cualquiera, por ejemplo. Por ejemplo:

Anuncio publicitario

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Literatura, Música, Romanticismo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Migas de Proust (60)

  1. josepoliv dijo:

    Así es, efectivamente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s