Bach al piano (4)

10. Petri (1881-1962)

Primero alumno y luego seguidor de Busoni, el maestro y modelo resultó decisivo para  que Egon Petri centrase su carrera en las obras de Liszt y Bach, y quizás para que se le ocurriera transcribir con mucho sentido la preciosa aria Schafe können sicher weiden (Las ovejas pastan tranquilas) de la Cantata de caza «Was mir behagt, ist nur die muntre Jagd!» BWV208

11. Friedman (1882-1948)

El polaco Ignaz Friedman fue en su tiempo uno de los mejores pianistas de Europa.  Además de algunos lieder y obras para cello, para piano compuso sobre todo miniaturas y arreglos de obras de Scarlatti y Bach, como el famoso Siciliano de la Sonata para flauta BWV 1031 que a tantos ha atraído y que, sin perturbar la serenidad de esta joya, él transcribió en un estilo romántico patente desde la misma introducción,

o la Bourrée de la Partita para violin nº 1 BWV 1002, más popular en transcripciones para guitarra desde Andrés Segovia.

12. Grainger (1882-1961)

Autor de composiciones originales y de los arreglos de canciones populares británicas por los que es más conocido, el multifacético australiano Percy Grainger también llevó al piano algunas piezas de clásicos, aunque en el caso del aria Schafe können sicher weiden de la Cantata de caza BWV 208, la misma transcrita por Petri (y también por Friedman), se trate, más que de un arreglo, de una de sus «libres divagaciones», una «free ramble» a la que incluso puso su propio título, Blithe bells, «Alegres campanas», las esquilas de las ovejas que pastan tranquilamente y que reproducen las notas agudas en su paráfrasis,

en sustitución de las bucólicas flautas del original, una de las piezas de Bach con más arreglos para otros instrumentos, como el que hizo el propio Grainger para banda de viento o esta muy británica versión característica de su estilo,

tan alejada de Bach como próxima se halla esta otra (probablemente obra de sus intérpretes, Nexus Baroque) que sustituye la voz por un cello y vuelve las aguas a su precioso cauce aunque sea acabando sin piano.

Anuncio publicitario

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Piano y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Bach al piano (4)

  1. josepoliv dijo:

    El aria «Schafe können sicher weiden» mira que retrata un ambiente bien sereno, pastoril, y lo lógico sería escucharla de manera contemplativa, sintiéndote feliz pero sin sobresaltos emocionales. Y sin embargo, es de una belleza tan arrebatadora que me da casi por llorar cada vez que la escucho. Preciosa también la transcripción de Petri, que Katia Buniatischvili interpreta de manera lentamente primorosa. Y me ha gustado muchísimo la trascripción de Friedman la Bourrée de la Partita n.1 para violín, con una excepcional interpretación de la no muy conocida pero fenomenal pianista Zlata Chochieva.

    • José Luis dijo:

      El acompañamiento es muy bucólico, pero la melodía es, como poco, melancólica. En todo caso, «lo bello y lo sublime» suelen causar ese efecto. De esa pianista, ni flores. Y de Grainger, paso también.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s