O pato y más allá, el primer Joao Gilberto ®

“O Pato” formaba parte del repertorio de Garotos da Lua desde finales de los años cuarenta. Sin embargo, nunca fue grabado por el grupo y probablemente permanecería inédito en disco si no le hubiera caído en gracia a João Gilberto. Ex-crooner del grupo, João se enamoró de esta samba insólita e insistió en incluirla en su segundo disco.

Jaime Silva (1921-1973) «era un mulato alto, elegante y simpático», cuenta Ruy Castro en el libro Chega de saudade. Alagoano de nacimiento, pero residente en Río desde niño, era zapatero del servicio de intendencia del Ejército, además de panderero y compositor ocasional, en sus ratos libres. Solía ​​salir a pasear con su futura esposa, María, al Campo de Santana, en el centro de Río de Janeiro, donde viendo patos y cercetas divirtiéndose en el lago, prometía, contemplativo: “Todavía voy a hacer una canción con estos patitos…”.

Y eso, de hecho, sucedió pronto, cuando compuso, con su compañera Neuza Teixeira, “Aves no Samba”, título que cambiaría por “O Pato”, por sugerencia de João Gilberto. Al igual que “Lobo Bobo”, “O Pato” acabó caracterizando el lado lúdico de la bossa nova, concentrado en la letra que describe la escena exótica de un cuarteto vocal, formado por el pato, el ánade real, la oca y el cisne ensayando por el lago el “Tico-Tico no Fubá”.

Además de la graciosa interpretación de João, el sabroso arreglo tonal de Tom Jobim, creado con el cantante en los diez días de enero de 1960, en el lugar de Poço Fundo donde se concibió el disco, contribuyó al éxito de la canción. Destaca en este arreglo un contrapunto de la flauta (respuesta a las palabras “o Tico-Tico no Fubá”) y el clarinete, con intervenciones tan impactantes al “quem-quem” que sus frases acabaron incorporándose a la propia composición.  

El fundido final es uno de los momentos más deliciosos de la bossa nova, con posibilidades aparentemente infinitas de improvisaciones y variaciones armónicas. No en balde Jobim escribió en la contraportada de este disco: “Y todo se hizo en un ambiente de paz y pájaros. PD — A los niños les encantó ‘El Pato’”.

A Canção no Tempo.  Jairo Severiano y Zuza Homem de Mello.

O Pato / El Pato
O Pato / El Pato
Vinha cantando alegremente / Venía cantando alegremente
Quém! Quém!
Quando um Marreco / Cuando un marreco
Sorridente pediu / Sonriente pidió
Prá entrar também no samba / Para entrar también en la Samba
No samba, no samba… / En la samba, en la samba…
O Ganso, gostou da dupla / Al Ganso, le gustó el dúo
E fez também / E hizo también
Quém! Quém! Quém!
Olhou pro Cisne / Miró al cisne
E disse assim: / Y dijo así:
«Vem! Vem!» / ”¡Ven! ¡Ven!”
Que o quarteto ficará bem / Que un cuarteto estará bien
Muito bom, muito bem… / Muy bueno, muy bien…
Na beira da lagoa / Al borde del estanque
Foram ensaiar / Fueron a ensayar
Para começar / Para empezar
O tico-tico no fubá / El tico-tico no fubá…
A voz do Pato / La voz del Pato
Era mesmo um desacato / Era un auténtico desacato
Jogo de cena com o Ganso era mato/  La escena con el Ganso fue un desastre
Mas eu gostei do final / Pero me gustó el final
Quando caíram n’água / Cuando cayeron al agua
Ensaiando o vocal…  / Ensayando el vocal…
Quém! Quém! Quém! Quém!
Quém! Quém! Quém! Quém!

 

João Gilberto había sido expulsado muy pronto de Garotos da lua por tomárselo poco en serio, quizás porque ya veía que el bolero-bolero, no era lo suyo. Pero con ese grupo, en 1951, quedó registrada por primera vez su voz, en dos discos de 78 rpm  con un par de canciones cada uno. La cara A del primero, Quando você recordar:

Un año después, en el mismo estilo, grababa en solitario otras dos canciones, Quando Ela Sai y esta Meia Luz:

pero todavía habría que esperar hasta 1956 para  Chega de saudade,

porque sus primeras composiciones propias, como la primera que fue registrada (por Marisa Gata Mansa), Você esteve com meu bem? tampoco eran precisamente bossa-novas

aunque ésta llevara un germen…

que acabaría fructificando como tal.

 

® Hace diez años: Canciones estupendas (7) – O pato (Jayme Silva)

Anuncio publicitario

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Brasil, Canciones estupendas, Música y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s