Canciones estupendas (50) – Aquele abraço (Gilberto Gil)

Más que estupenda, que también lo es, Aquele abraço es una canción irresistible y una de las más representativas del arte de Gilberto Gil, quien, antes de ser ministro de cultura durante el primer mandato de Lula da Silva, era ya muy popular entre los aficionados brasileños desde que inauguró el tropicalismo al lado de Caetano Veloso, y muy especialmente desde que ambos fueran encarcelados por la dictadura militar de su pais,  acusados de menospreciar los símbolos nacionales, y aceptasen luego, como mal menor, un exilio en Londres: Fue para despedirse que Gilberto Gil compuso esta jocosa samba con una melodía sencillísima que pudiera memorizar fácilmente en el poco tiempo de que dispuso para presentarla  antes de su partida, sencillez que sin duda contribuyó a que se convirtiera en su primer gran éxito y en un símbolo de la lucha contra la dictadura.

En 1973 y bajo el epígrafe de “Musica Nova do Brasil”,  Philips lanzó en España una colección de recopilatorios de músicos de la MPB en el que no podía faltar y no faltó el dedicado a Gilberto Gil, con canciones, en su mayoría propias, que iban desde Processao y Louvaçao de mediados de los 60 hasta el frenético Expreso 2222 de 1972, e incluyendo naturalmente la emblemática, esquemática y vibrante Aquele Abraço, dedicada a los patriarcas de aquella nueva música, Dorival Caymmi y Joao Gilberto, y a su compañero de fatigas, Caetano Veloso:

O Rio de Janeiro continua lindo / Rio de Janeiro continua lindo
O Rio de Janeiro continua sendo / Rio de Janeiro continua siendo
O Rio de Janeiro, Fevereiro e Março / Rio de Janeiro, Febrero y Marzo (1)
Alô, alô, Realengo / Hola, hola, Realengo
Aquele Abraço! / ¡Aquel abrazo!
Alô torcida do Flamengo / Hola, hinchada del Flamengo (3)
Aquele abraço! / ¡Aquel abrazo!
Chacrinha continua / Chacrinha continúa (4)
Balançando a pança / Columpiando la barriga
E buzinando a moça / Y pitando a la moza
E comandando a massa / Y mandando a la masa
E continua dando / Y continúa dando
As ordens no terreiro / Las órdenes en la plaza
Alô, alô, seu Chacrinha / Hola, hola, señor Chacrinha (5)
Velho guerreiro / Viejo guerrero
Alô, alô, Terezinha / Hola, hola, Terezinha
Rio de Janeiro / Rio de Janeiro
Alô, alô, seu Chacrinha/ Hola, hola, señor Chacrinha
Velho palhaço / Viejo payaso
Alô, alô, Terezinha / Hola, hola, Terezinha
Aquele abraço! / ¡Aquel abrazo!
Alô, moça da favela / Hola, moza de la favela
Aquele abraço! / ¡Aquel abrazo!
Todo mundo da Portela / Todo la gente de Portela (6)
Aquele abraço! / ¡Aquel abrazo!
Todo mês de Fevereiro / Todo el mes de Febrero (7)
Aquele passo! / ¡Aquel paso!
Alô Banda de Ipanema / Hola, Banda de Ipanema (8)
Aquele abraço! / ¡Aquel abrazo!
Meu caminho pelo mundo / Mi camino por el mundo
Eu mesmo traço / Yo mismo lo trazo
A Bahia já me deu / Bahia ya me dió
Régua e compasso / Regla y compás (9)
Quem sabe de mim sou eu / Quien sabe de mí soy yo
Aquele abraço! / ¡Aquel abrazo!
Pra você que me esqueceu / Para ti que me olvidaste
Aquele abraço! / ¡Aquel abrazo!
Alô Rio de Janeiro / Hola Rio de Janeiro
Aquele abraço! / ¡Aquel abrazo!
Todo o povo brasileiro / Todo el pueblo brasileño
Aquele abraço! / ¡Aquel abrazo!
(1) Rio de “Enero”, Febrero y Marzo…
(2) Hasta que el propio Gil lo desmintió, se pensaba que la cita al barrio de Realengo señalaba el cuartel en el que habían sido encarcelados, pero en realidad fue en el de un barrio vecino, Deodoro: Su idea era citar un barrio cualquiera de los que en la zona norte de Rio están bordeados por la vía del tren
(3) Una pulla irónica, porque Gilberto Gil era hincha del Fluminenese, rival directo del Flamingo.
(4) Chacrinha era un famoso presentador de la televisión brasileña. Después de la canción, le quedó el apodo que le da más adelante, “Viejo guerrero”
(5) Famosa escuela de samba de Rio.
(6) Las fechas del carnaval de Rio están ligadas a las de la Cuaresma, pero prácticamente siempre caen en Febrero.
(7) Una de las principales comparsas del Carnaval de Rio
(8) Aunque afincado en Rio, Gilberto Gil nació y se crió en Bahia.

Gente, barrios, escuelas de samba y personajes de Rio, a todos saluda Gilberto Gil con Aquele abraço, empleando la misma expresión con que le saludaban a él los soldados de la prisión, con los que pronto confraternizó, una muletilla que por esos días había popularizado desde la televisión un humorista llamado Lilico. Poco imaginaba entonces nadie que muchos años después, en la voz de Marisa Monte, iba a acompañar la sorpresiva entrada de Pelé en la presentación en Londres de los Juegos olímpicos de Rio de 2016, Juegos que inauguraría un videoclip proyectado en las pantallas del estadio con unas espectaculares imágenes zenitales del deporte “civil” en Rio de Janeiro y Luiz Melodia interpretando también Aquele abraço:

Entre la primera y estas penúltimas, docenas de interpretaciones del propio Gilberto Gil, en solitario o con Caetano Veloso, Paulinho da Viola o Gal Costa (en casa de cuya madre había empezado a escribirla) y versiones a cargo de artistas tan señeros como Elis Regina, el Quarteto em Cy o Eliane Elias, de esta irresistible samba que, compuesta a toda prisa, salió tan bien.

 

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Canciones estupendas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s