Cantando en la opera (12) – La leyenda de Kleinzach y La canción de Olimpia de Los cuentos de Hoffmann

Muchas de las piezas más memorables de Los cuentos de Hoffman son en realidad canciones en el libretto de esa deliciosa ópera de Offenbach, e incluso su merecidamente archifamosa Barcarola podría entrar también en la categoría de música diegética, pues nada indica que ese himno al amor que se canta en la fiesta del palacio de Venecia no sea un himno musical. Pero aún limitándose a lo explícito y prescindiendo de detalles menores (como la cita que se hace al poco de empezar, cuando Nicklausse, la amiga de Hoffmann, canturrea burlonamente el Notte e giorno mal dormir... el aria de Leporello en el Don Giovanni que Hoffman acaba de escuchar a Stella), ya en el prólogo encontramos un estupendo ejemplo: La leyenda de Kleinzach con que Hoffmann divierte a sus camaradas… hasta que los recuerdos le llevan a un reflexivo desvarío y la música deja de ser diegética (y alegremente banal) porque en ese interludio, el protagonista pasa a hablar, cantando, y sus palabras, enmarcadas en las humorísticas rimas de Kleinzach, adquieren por el contraste una especial profundidad. Alfredo Krauss la interpretaba genialmente, pero Juan Diego Flórez tampoco se queda corto:

Seguir leyendo

Anuncios
Publicado en Opera, Varios | Etiquetado | Deja un comentario

Los hermanos inferiores

Veis en el circo dos números encantadores con animales amaestrados, perritos y osos. En el primero, y con ayuda de un cuidado vestuario, los perritos van representando una serie de divertidas escenas, el baile, la boda alocada y veloz, el toreo frenético; en el segundo, los siempre somnolientos osos ejecutan insólitos números de equilibrio que parecen desmentir su pesadez y su torpeza. Los animales se desenvuelven en ambos casos con una gracia incomparable y en ningún momento se hace presente en ellos esa rigidez, esos desarreglos, que tantas veces son el resultado de la doma. También ellos fueron expulsados del paraíso. El castigo divino no sólo afectó al hombre, y  a sus descendientes, sino a todos los seres de la creación, que así se vieron obligados a iniciar juntos un terrible exilio que no terminará jamás. El mundo del circo, y de ahí su capacidad para conmovernos, trata de evocar ese estado de naturaleza en el que todos los seres de la creación se relacionaban en un plano de igualdad, a la luz de una única y benigna inteligencia. La fascinación que ejercen estos números, sobre todo en los niños, no tiene nada que ver con la tensión y los riesgos de la doma. El niño no percibe en la obediencia del animal sumisión o temor, sino acuerdo, camaradería, intercambio de papeles. Los ve situados en un tiempo anterior, el de la fábula y el mito, dueños de facultades desconocidas, cuya exhibición sólo puede ser motivo de asombro. Por eso, cuando acceden en la pista a los deseos de sus domadores, ante sus ojos lo hacen sin espanto, condescendiendo con dulzura.

Gustavo Martín Garzo – El cuarto de al lado

Seguir leyendo

Publicado en Literatura, Sociedad | Etiquetado | Deja un comentario

Biografías de instrumentos ilustres (2) – Charango, Castañuelas y Platillos

Seguir leyendo

Publicado en Cantando bajo la ducha | Etiquetado | Deja un comentario

Migas de Proust (28)

Toda mujer siente que, cuanto mayor es su poder sobre un hombre, el único medio de marcharse es huir. Fugitiva por reina, así es.

Seguir leyendo

Publicado en Literatura, Opera | Etiquetado , | Deja un comentario

Como el aire que exigimos trece veces por minuto

Siempre me ha conmovido la necesidad que el ser humano tiene de la belleza. Hace ocho mil años, los trogloditas ya decoraban minuciosamente sus humildes cerámicas; en el Polo Norte gélido, los inuit han vivido en las condiciones más duras del planeta, sin árboles, sin tierra utilizable, sin apenas comida, pero desarrollaron un arte fabuloso tallando los huesos de las focas. Y no hay nadie más estúpido que un explorador inglés del XIX riéndose de los pueblos mal llamados primitivos porque adoraban las baratas cuentas de colores que les daba, sin advertir que ese amor por los preciosos vidrios era la prueba de su valía como humanos. Esa emoción estética es lo mejor que somos. La belleza es la inutilidad más necesaria que existe.

Rosa Montero. La inutilidad más necesaria. El País, 5/05/19

Seguir leyendo

Publicado en Sociedad | Deja un comentario

Ancha pero no menos alta…

…que el cielo también cuenta.

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

Rosamunda y la Inacabada

Aunque la obra teatral de Helmina von Chézy se haya perdido (sin que nadie lo lamente demasiado) y lo único que se escuche hoy de la música escénica de Rosamunda, Princesa de Chipre sean la Obertura y el Tercer entreacto, quesestos de este mes, el resto del trabajo de Schubert también se rescató. Y en él se encuentra otro entreacto, el primero, que, en opinión de algunos musicólogos, podría haber sido pensado inicialmente por el compositor para concluir la sinfonía que hoy conocemos como Inacabada: Su naturaleza sinfónica, poco habitual para una obertura, la misma orquestación, la misma tonalidad y unas fechas compatibles son los no muy poderosos argumentos que se aportan.

Seguir leyendo

Publicado en Concurso "¿Qué es esto?", Romanticismo | Etiquetado | Deja un comentario

Pista inclusiva (qué cansancio…) para una obra que incluye una candidata a concluir otra del mismo autor

Imagen | Publicado el por | 3 comentarios

¿Qué es esto? (VIII-8)

Cara y cruz, no por calidad, que les sobra a ambos, sino por el estado de ánimo que desborda de estos breves y preciosos fragmentos de una misma obra. El día 12, una sola pista facilísima para su título, del que se deriva ipso facto, sea a pelo, sea googlemáticamente, la identidad de su autor; aunque podría sospecharse o al menos debiera entrar en una terna de candidatos aún sin conocer ninguna de estas piezas.

Publicado en Concurso "¿Qué es esto?" | 2 comentarios

Vitamina H2O, para la musculatura

Seguir leyendo

Publicado en Varios | Deja un comentario

Cinética musical: Todo Beethoven, casi todo piano, casi todo sonatas, mucho Barenboim, casi todo obras maestras

1. Sonata para piano No.1 en Fa menor, Op.2 no.1 – IV. Prestissimo.

Seguir leyendo

Publicado en Clasicismo, Romanticismo | Etiquetado | 2 comentarios

Escoja su instrumento (2)

Otro algoritmo que nos revela los tópicos con que los músicos se califican a sí mismos, pues son músicos quienes elaboran estas bromas. Y si parece sensato aconsejar olvidarse de cualquier instrumento a quien quiera ganar dinero con él, es curioso descubrir que deben sobrar clarinetistas, que a los gays, más que tocar, les va el bel canto,  y que existe un instrumento ancestral llamado Didyeridú, un tubo de madera que se hace sonar como una trompeta, recomendado por misteriosas razones a los que quieran tocar jazz y no sean alemanes, pues a estos les pertenecen las trompetas de verdad. De nuevo, la afición a la cerveza es un criterio determinante en la elección de instrumento y, naturalmente, los violistas siguen palmando: No saben gozar de la vida, tampoco les gusta trabajar y… no saben leer las notas.

(Pulsar en la imagen para ampliarla)
Publicado en Humor, Música | Deja un comentario

Cadenzas (7) – Mendelssohn, Primer movimiento del Concierto para violín

Excluyendo las atípicas cadenzas con que Beethoven inicia su Concierto para piano nº 5, la del Primer movimiento del Concierto para violín de Mendelssohn sería la primera en haber sido impuesta por el compositor y no dejada al criterio del intérprete. Además, con escasas excepciones entre las que se incluyen también esas mismas de Beethoven, las cadenzas se hallaban al final del movimiento hasta que Mendelssohn situó ésta antes de la recapitulación y la coda final del Allegro molto appasionatto de su romántico Concierto para violín y otros compositores como Sibelius y Tchaikovsky siguieron su ejemplo.

Seguir leyendo

Publicado en Romanticismo | Etiquetado | Deja un comentario

EBNDCD – Folk Bach

Una fiesta:

Seguir leyendo

Publicado en Barroco, Folk | Etiquetado | Deja un comentario