Tesoros ocultos: Canto de las parcas de Brahms


Si exceptuamos el Requiem y la Rapsodia para alto, se programa muy poca de la abundante música coral que Brahms no dejó de componer desde que a los 24 años fue contratado en la corte de Detmold. Entre la sinfónica, además de las famosas citadas, se halla la tremenda aunque finalmente esperanzada Schicksalslied (“Canción del Destino”) y otra en su misma línea pero definitivamente fatal, Gesang der Parzen (“Canto de las Parcas”), última de sus grandes obras para coro y orquesta, una tan breve como poderosa pieza que pone música al monólogo de las sacerdotisas de la Ifigenia en Táuride de Goethe, siete estrofas que condenan a la humanidad a un fatal destino y que Brahms orquestó de modo sombrío, con un coro en seis voces inusualmente homofónicas, muy apropiadas para el desolador carácter de la obra, una joya para amantes de la música coral y brahmsianos.

Seguir leyendo

Anuncios
Publicado en Post-Romanticismo | Etiquetado | Deja un comentario

El tiempo de la música, la eternidad

El tiempo vivido adquiere aquí una extraña unidad. El presente lo está más que nunca, pero sin acción; el pasado es nostalgia, sin objeto; el futuro, espera absoluta, sin la esperanza de un determinado bien. A la vez, reina un sí, un consentimiento del alma a todo cuanto va a dejarse escuchar. Para los oyentes, el tiempo del concierto es a la vez una duración de dos horas de un tiempo natural sin presente y una interrupción radical de ese tiempo natural, en virtud de un presente que dilata la música.

Jeanne Hersch

Paradójicamente, es correcto afirmar que en la música no existe la repetición, pese a estar formalmente articulada mediante repeticiones. La escucha de una obra inmoviliza el tiempo: en cada segundo que transcurre y muere ante nosotros, la música abre una suerte de eternidad que inscribe a la vez el pasado y el futuro sobre la fugacidad del presente.

José Luis Téllez

Seguir leyendo

Publicado en Clásica | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Ideales siglo XXI

Imagen | Publicado el por | Etiquetado | Deja un comentario

Cantando en la ópera (14) – Madrigal de Manon Lescaut

Seguramente Richard Strauss fue quien más a menudo incluyó como tales a cantantes en sus óperas, pero desde luego no fue el primero. Por ejemplo, si él entretendría a la mariscala con un tenor italiano en Der Rosenkavalier, Puccini ya había hecho lo propio en su Manon Lescaut, aunque ahí no era un tenor, sino un pequeño coro el que cantaba ante la protagonista, liderado sin embargo por una mezzo, en un brevísimo papel que también se presta a participaciones especiales. Su intervención tampoco busca el contraste como en el caso de El caballero de la rosa, sino que es una contribución más a la riqueza melódica de esta preciosa ópera, el madrigal Sulla vetta tu del monte,

Seguir leyendo

Publicado en Opera | Etiquetado | Deja un comentario

Marcos Redondo, un gran cantante español

Marcos Redondo-

(Pozoblanco, Córdoba, 24 de noviembre de 1893-Barcelona, 17 de julio de 1976)

Seguir leyendo

Publicado en Zarzuela | Etiquetado | 4 comentarios

Arqueología musical

Varias figuras representativas de la música, diferentes a Beethoven, Los Beatles o Lola Flores, empezaron a ser descubiertas gracias a la arqueología. Nos referimos a figuras como la corchea, la negra, la fusa, la redonda o la blanca.

Seguir leyendo

Publicado en Cantando bajo la ducha | Etiquetado | Deja un comentario

Castilla, ayer y hoy

Publicado en Sociedad | Deja un comentario

La Castilla industrial

Publicado en Sociedad | Deja un comentario

Dulces despertares

Aunque el propio Haydn lo desmentía, se dijo que la Sorpresa de su Sinfonia nº 94 estaba específicamente destinada a una buena señora que siempre se dormía en sus conciertos: Una amable y fácil melodia iniciando en pianissimo el Andante, y… PATAPLUM!

Seguir leyendo

Publicado en Clásica | Etiquetado , , | Deja un comentario

Migas de Proust (30)

Lo que habría que hacer es seguir el cami­no inverso, demostrar sin orgullo que se tienen buenos sen­timientos, en lugar de ocultarlos tanto.

Eran otros tiempos…

…pero hay que leer todo el párrafo:

Seguir leyendo

Publicado en Literatura | Etiquetado | Deja un comentario

EBNDCD – El consejo de Einstein

“Esto es lo que tengo que decir sobre la obra de Bach: Escúchala, tócala, ámala, reverénciala. Y cierra el pico.”

Seguir leyendo

Publicado en Barroco | Etiquetado | Deja un comentario

Repoblación forestal

La noticia de los terribles esfuerzos que se ven forzados a realizar los habitantes de Mauritania para oponerse al avance del desierto. La arena, fina como los polvos de talco, es arrastrada por el viento y un mínimo de diez kilómetros al año de terreno antes fértil es devorado por esas dunas móviles, a las que sólo cabe detener levantando barreras naturales de vegetación. También la tarea del artista es esa, repoblar el mundo. No es verdad que poemas, películas y canciones no sirvan para nada. Iguales a los matorrales que plantan los mauritanos ante las ávidas dunas, se oponen a la desertización de la vida.

Gustavo Martín Garzo – El cuarto de al lado

Seguir leyendo

Publicado en Literatura | Etiquetado , | Deja un comentario

Jugando con el compás

La cualidad definitoria de La consagración es su potente e irregular  pulso, una propulsión rítmica lograda a través de cambios frecuentes de tempo compás, a veces, como en la Danza del sacrificio, de un compás al siguiente

Duncan Clark. The Rough Guide to Classical Music

Seguir leyendo

Publicado en Primera mitad del Siglo XX | Etiquetado | 3 comentarios

Chernobyl, el precio de la mentira

Chernobyl es una magnífica recreación en cinco episodios del accidente de la central nuclear rusa y una muestra más de las virtudes del formato de las pequeñas series y de los altísimos niveles de calidad de la industria cinematográfica: Guión, diálogos, puesta en escena, fotografía, banda sonora, interpretación, montaje y dirección, todo de auténtico lujo con el único lunar, en el cuarto episodio, de los poco creíbles sentimientos de un especial tipo de “liquidadores”. Y, a pesar de la inevitable polémica sobre la veracidad de lo expuesto, ninguna duda respecto a lo sustancial: La ausencia de contrapoderes permite que la mentira  campe a sus anchas y lleva al desastre, algo de lo que hay sobrada experiencia pero parece olvidarse cuando los amarillismos, la demagogia y la corrupción llevan a cuestionar nuestro mismo sistema y no a combatir sus defectos. Entre los que hoy destaca precisamente la aparente gratuidad de las mentiras: Las que sustentaron el Brexit, las que repiten como axiomas los independentistas catalanes, las que arrastran sin vergüenza tantos líderes, como si la mentira no tuviese un precio. Pero lo tiene.

Publicado en Cine, Sociedad | Deja un comentario