Codas

Coda: Del it. coda ‘cola’, y este del lat. cauda.

1. Conjunto de versos que se añaden como remate a ciertos poemas.

Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.
¡El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.
No será, cual los álamos cantores
que guardan el camino y la ribera,
habitado de pardos ruiseñores.
Ejército de hormigas en hilera
va trepando por él, y en sus entrañas
urden sus telas grises las arañas.
Antes que te derribe, olmo del Duero,
con su hacha el leñador, y el carpintero
te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta;
antes que rojo en el hogar, mañana,
ardas de alguna mísera caseta,
al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino
y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje
por valles y barrancas,
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.
Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.
Antonio Machado. A un olmo seco.

2. Mús. Adición brillante al período final de una pieza de música.

Es una sección musical al final de un movimiento, a modo de epílogo. Técnicamente se trata de una cadencia expandida. Con lo cual, puede ser tan simple como unos pocos compases o alcanzar tal complejidad que constituya una sección entera. (Wikipedia)

3. Mús. Repetición final de una pieza bailable.

Seguir leyendo

Publicado en Música, Pintura, Poesía | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Sonata para piano núm. 18 en Mi bemol, op. 31/3, “La caza” (1803)

Cuatro movimientos, ninguno lento, sorpresa de esta tercera y última sonata de la op. 31. Pero si después de la tempestad no retornamos exactamente a la calma, si que vamos a la diversión  y a la felicidad y, como en otras opus, la tercera supone un cierto respiro, una recapitulación o una mirada hacia atrás desde la cima. Aunque no tanto reposo para el oyente: A esta sonata le pusieron el sobrenombre de “La caza” por su último movimiento, pero ya en el Allegro inicial, después de una inquisitiva llamada de atención (bastante más elegante que la de los aeropuertos), vamos del acecho a la persecución de una pieza, que, después de unas cuantas carreras, acaba por caer. Lo cual, demuestra lo fácil que es encontrar representado en la música lo que cada cual quiera encontrar. Otra cosa más seria es que al principio, en el pasaje de transición entre el primer y el segundo tema, se hayan encontrado las tres notas de la llamada convertidas en el mítico acorde Tristán [1:03] (que, según dicen, ya se halla en Machaut, Gesualdo, Bach y Mozart) Pero lo que todos vamos a encontrar aquí son muchos colores, inesperados cambios de ritmo y una felicidad vital, fresca y casi ingenua, un sentimiento que, de no vivirlo, parece imposible pudiera expresar Beethoven tan intensamente.

Seguir leyendo

Publicado en Piano, Romanticismo | Etiquetado | 4 comentarios

El regreso

Y cuando llegué al pueblo advertí que sólo los hombres habían mudado, pero lo esencial permanecía, y si Ponciano era el hijo del Ponciano, y Tadeo el hijo del tío Tadeo, y el Antonio el nieto del Antonio, el arroyo Moradillo continuaba discurriendo por el mismo cauce entre carrizos y espadañas, y en el atajo de la Viuda no eché en falta ni una sola revuelta, y también estaban allí, firmes contra el tiempo, los tres almendros del Ponciano, y los tres almendros del Olimpio, y el chopo del Elicio y el palomar de la tía Zenona, y el Cerro Fortuna, y el soto de los Encapuchados, y la Pimpollada, y las Piedras Negras, y la Lanzadera por donde bajaban en agosto los perdigones a los rastrojos, y la nogala de la tía Bibiana, y los Enamorados, y la Fuente de la Salud, y el Cerro Pintao, y los Siete Sacramentos, y el Otero del Cristo, y la Cruz de la Sisinia, y el majuelo del tío Saturio, donde encamaba el matacán, y la Mesa de los Muertos. Todo estaba tal y como lo dejé, con el polvillo de la última trilla agarrado aún a los muros de adobe de las casas y a las bardas de los corrales.

Miguel Delibes. Viejas historias de Castilla la Vieja.

Seguir leyendo

Publicado en Literatura, Viejas historias de Castilla la Vieja | Etiquetado | 4 comentarios

La Epifania de Esty (Unorthodox)

Unorthodox (Heterodoxa o Nada ortodoxa, aunque a lo que aquí se alude es más bien a una ex-ortodoxa), es una miniserie inspirada en las memorias de Deborah Feldman, Esther “Esty” Schwartz en la ficción, una neoyorquina que decidió y logró escapar de la comunidad ultraortodoxa judía en la que había crecido apartada del mundo. Una historia, por lo demás, perfectamente extrapolable a huidas de sectas menos reconocidas.

Con tres capítulos en vez de cuatro hubiese bastado, pero el  excepcional primero, el emotivo cierre y la prodigiosa interpretación de su protagonista, Shira Haas, justifican con creces el ver la serie. Y los aficionados a la música gozaran especialmente, y en muchos casos se identificarán, con una escena de ese primer episodio que nos muestra la epifanía musical de la ya fugada Esty, su primera experiencia con la música clásica en directo, en un ensayo del Trio de la Serenata para cuerdas de Dvorak, una elección nada convencional y muy acertada para explicar y acompañar la emoción de esos inolvidables momentos que esta actriz expresa tan extraordinariamente.

Seguir leyendo

Publicado en Cine, Romanticismo | Etiquetado , , | 2 comentarios

Vacuna, ya

“Cogersela con papel de fumar”. Ser excesivamente formalista, puntilloso y exquisito; dícese también del legalista o pseudopuritano que hila muy fino porque tiene excesivos remilgos en comprometerse o arriesgarse. (Diccionario del insulto, de Juan de Dios Luque y otros)

 

Probada y sin efectos secundarios relevantes en miles de adultos sanos, se argumenta que todavía está por demostrar  su seguridad en gente mayor y con distintas patologías. Pero, exceptuando alergias e inmunodeficiencias, ninguna vacuna ha resultado particularmente lesiva en ese grupo y no en la población general.

En todo caso, si ya se sabe que es inofensiva en adultos sanos, ¿por qué no vacunarles ya a ellos y obtener para todos la llamada “inmunidad de rebaño”, los cortafuegos que eviten otro brote explosivo y un nuevo confinamiento que acabaría causando bastante más daño que algún excepcional efecto secundario?

Seguir leyendo

Publicado en Sociedad | 4 comentarios

El canto de las sirenas (LXIX) – Los últimos cuartetos de Beethoven

Op. 131

Quizá la serie más grande y hermosa de toda su música. Quizá, por lo mismo, la que ha tardado más tiempo en ser verdaderamente comprendida y gozada: todo un siglo. Quizás esa fatídica cifra es la que se cierne como purgatorio anterior a la gloria sobre las grandes proezas del espíritu: un siglo de incomprensión, de extrañamiento, de enajenación de la opinión y del gusto, de silencios clamorosos, de inaudita temperatura de tempano; eso es lo que parece reservado a quienes llevan a cabo, en cualquier dominio espiritual, un tour de force semejante al que condujo a Beethoven a componer sus últimos cuartetos.

Seguir leyendo

Publicado en El canto de las sirenas | Etiquetado | 2 comentarios

Adagissimo

Tres graves adagissimos en un día de graves recuerdos, para el mundo por el atentado de las torres gemelas y para Cataluña por los hechos conmemorados en su fiesta nacional. El primero y menos conocido, el Cuis animas  del Stabat Mater de Vivaldi, el dolor por la muerte del hijo. No es dificil evocar con él nuestro propio dolor si se nos ha arrebatado a quien todavía no tocaba, como ocurre demasiado a menudo.

Cuius animam gementem / Su alma gimiente
Contristatam et dolentem / contristada y doliente
Pertransivit gladius. / una espada atravesó

Seguir leyendo

Publicado en Barroco, Clásica, Post-Romanticismo | Etiquetado , , | 4 comentarios

Sonata para piano núm. 17 en Re menor, op. 31/2, “La tempestad” (1803)

Poco importa si Beethoven pensaba además en Shakespeare o en la naturaleza, lo cierto es que, una vez más, el sobrenombre no se lo puso él pero la “Tempestad” era su drama personal, porque esta Sonata nº 17 sí que acompaña perfectamente las vivencias de un músico enfrentado a la sarcástica crueldad de un destino que le priva precisamente del oido, y que, al borde del suicidio, opta finalmente por entregarse a su pasión y entregarnos lo muchísimo que le quedaba por crear. Pero  la “Tempestad” también podría casar con el vendaval de un primer movimiento, Largo-Allegro, en el que se materializa su decisión de tomar un nuevo rumbo, una forma de componer más libre y entregada a la expresión de sus ideas y sentimientos. Porque, de un modo que comparativamente podría considerarse anárquico, aquí se combinan y contrastan las interpelaciones del Largo con la pugna rebelde y hasta airada del Allegro, en un relato que corta el aliento, una pelea que se vive y sigue sin pestañear y que concluye sin resolverse.

Seguir leyendo

Publicado en Piano, Romanticismo | Etiquetado | 2 comentarios

La altura de los compositores de altura

De lo cual podría deducirse…

Seguir leyendo

Publicado en Música, Naturaleza | 3 comentarios

Pero ¿qué demonios es esto?

Mucho poner adivinanzas musicales a los demás y ahora resulta que no hay forma de identificar algo más popular que las patatas fritas, uno de esos clásicos que los estudiantes de piano lograron hacer aborrecer al vecindario y que aquellas “cartas de ajuste” de la televisión acabaron de rematar. Pues no hay forma. De modo que ruego su ayuda. La cosa empieza como lo hace el Rondó de la Sonata para piano nº 16 de Beethoven (según se comentó aquí), con estas cinco notas responsables de un insomnio pertinaz.

Seguir leyendo

Publicado en Concurso "¿Qué es esto?", Concurso "¿Qué es lo que asoma?" | 13 comentarios

El séptimo de ovejería

Si la imágen tuviera más definición, podría observarse cómo todas las ovejas estaban  mirando fíjamente al paseante fotógrafo. Este año también las sacan a pastar en verano, porque una fortísma granizada dejó mucho grano en el suelo. “Lo que no es bueno para la panera lo es para la lanera”, me explicó el pastor.

Publicado en Naturaleza | 2 comentarios

Las cualidades del compositor: La melodía

abeja-imagen-animada-0178abeja-imagen-animada-0145

El don de la melodía es para el compositor el más importante de todos, después de una buena dentadura. Pero ¿qué es la melodía? Para entender este concepto debemos remontarnos a la antigua Grecia, o bien —para una opción más barata y sencilla— seguir leyendo este libro unos renglones más. La palabra «melodía» viene del griego melos. El melos es una sustancia dulce y pegajosa, muy nutritiva, que producían en la antigua Grecia las antiguas abejas. El zumbido de estos insectos era una antigua música que cautivaba a los antiguos griegos. Más de un filósofo de la antigüedad resultó picado por el enjambre cuando, extasiado, acercaba su oído al panal para escuchar los hermosos zumbidos. Este ruido fue llamado «melodía», que significaba «canto de las fabricantes de melos». En esa época se organizaban bailes populares con sólo llevar los panales a las discotecas, llamadas entonces panaltecas o colmetecas.

Cantando bajo la ducha. Jorge Maronna (Les Luthiers) y Daniel Samper.

Seguir leyendo

Publicado en Cantando bajo la ducha | Etiquetado | Deja un comentario

CARTA ABIERTA A LOS IMBÉCILES

Mi nombre es Juan Manuel Jiménez Muñoz. Soy médico de familia en Málaga. Tengo 60 años, y ejerzo mi profesión desde hace 35. Mi número de colegiado es el 4.787. Y este dato lo aporto por si alguien, a raíz de esta lectura, me quiere denunciar o poner una querella. Será un honor.  Seguir leyendo

Publicado en Sociedad | 2 comentarios

Sonata para piano núm. 16 en Sol mayor, op. 31/1 (1802)

Dicen que con la Sonata nº 16 Beethoven inauguró una época de nuevas ideas y así será, pero el ímpetu y la jovialidad de su primer movimiento no era nada nuevo en sus sonatas, aunque, teniendo en cuenta que ésta fue compuesta después del testamento de Heiligenstadt, parece evidente que esa carta de despedida nunca enviada tuvo un efecto catártico.

Seguir leyendo

Publicado en Piano, Romanticismo | Etiquetado | 10 comentarios