La zarzuela

Como buena española, la zarzuela no contempla tantos remilgos ni sutilezas [como la ópera]. Cuando el barítono ríe, la orquesta arma el jolgorio; cuando el tenor está enamorado, la orquesta interpreta música romántica; cuando la soprano llora, la orquesta ejecuta una partitura tristísima. La zarzuela  Diana cazadora prescribe, incluso, que en el terrible momento en que Diana muere atropellada por un jabalí, el director de la orquesta suspenda la música, se vuelva hacia el público y exclame: 

—¡A llorar, cojones! 

El género chico, que es una versión de la zarzuela para menores de edad, nació a fines del siglo  XIX , cuando la zarzuela atravesaba una difícil situación económica. Muchos compositores partían sus obras:  Luisa se ofrecía en la función de la tarde y  Fernanda en la de la noche;  Gigantes dejó de presentarse simultáneamente con  Cabezudos, y La Gran Vía se dividió en  La calle de Alcalá y La calle Princesa. 

Cantando bajo la ducha. Jorge Maronna (Les Luthiers) y Daniel Samper.

 

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Cantando bajo la ducha y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La zarzuela

  1. Josep Olivé dijo:

    Hay un buen puñado de zarzuelas realmente espléndidas, magníficas y de calidad musical indiscutible. Hace unos años el sello francés Valois/Auvidis en coproducción con Fundación Caja de Madrid lanzó una colección en formato CD de lo que yo consideraría lo mejor de lo mejor del teatro lírico español. Con buenos intépretes, directores y orquesta. Una auténtica perla discográfica, magníficamente presentada y documentada. No es valadí el tema de la presentación y el “emboltorio”, dado que este genero ha sufrido excesivas simplificaciones tanto artísticas como comerciales que le han hecho mucho daño, además de cierta infravaloración de carácter demagógico unas veces, y mezquino otras.

    • José Luis dijo:

      Asunto encallado, tal como lo resumes lleva toda la vida; la nuestra, claro. En “provincias” siguen programándose con bastante exito, aunque la calidad no sea siempre la mejor. A la larga, me temo que quedarán para propinas.

  2. Josep Olivé dijo:

    Un brevísimo apunte…el de la foto es Sir Colin Davis…no?…me lo parece al menos.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s