Estructura y funciones de la ópera

La estructura del género lírico es muy sencilla: se inicia con una obertura que abre, siguen uno o varios actos, hay un  intermezzo justo en el intermedio, y acaba con un  finale calculado para que coincida con el momento en que termina la obra. En la función siguiente el orden es el mismo, lo cual contribuye un poco a la monotonía del género pero ofrece una sensación de coherencia que no es despreciable en estos tiempos caóticos.

El gran medio de exhibición vocal en la ópera ha sido el aria. Esto muestra el racismo imperante en el mundo de la ópera, racismo que culminó con Wagner.

La orquesta a veces acompaña armónicamente al cantante y en ocasiones lo contradice, pues suele asumir el papel de psicoanalista profundo del grupo, cosa muy interesante pero no muy económica. En Tristán e Isolda, de Richard Wagner, Isolda dice que odia a Tristán, pero la orquesta revela con su música que en realidad lo ama. Suena confuso, sobre todo en el teatro, pero logra su cometido si a uno le han advertido de antemano.

Hay que estar atento a las claves que ofrece la orquesta. Si aparece el bajo, un rudo barquero del Volga piernipeludo y brusco, pero la orquesta interpreta en ese momento  La vida en rosa, el espectador ya sabe cuál es la verdadera tendencia del personaje.

En  Kastor, la ópera de Wolfgang Mefaitchier, sabemos que el príncipe Kastor es en realidad un cisne convertido en humano por un maleficio, gracias a lo cual la orquesta interpreta la música de  Los pollitos dicen cada vez que aparece en escena.

Cantando bajo la ducha. Jorge Maronna (Les Luthiers) y Daniel Samper.

-♦-

 

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Cantando bajo la ducha. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Estructura y funciones de la ópera

  1. maac dijo:

    Lo de la estructura me ha quedado claro pero lo de las funciones no tanto, xd. Sigues igual que siempre, lo cual me alegra.

    • José Luis dijo:

      Lo mismo digo, me alegra ver que sigues cabezón y amarillo, practicando la sorpresa y espero que bien de todo lo que importa, aunque haya llovido tanto desde los tiempos de aquella Arabella.

      Hay segunda parte dedicada a la zarzuela, pero me temo que tampoco te aclarará lo de las funciones

      • maac dijo:

        La verdad es que no sé de qué Arabella me hablas XD

        • José Luis dijo:

          No he sabido encontrarlo, porque no era un texto de tu blog sino en los comentarios, que aun me estoy riendo. Uno empezó con algo de “Arabella llama a tu puerta”, y acabaste pidiendo tregua, no fuese que “alguien” pasase por tu casa y se liase

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s