Descubriendo América (VI) – S’egli’è ver che amaste un dì (Caldara)

Seguramente habrá docenas de arias barrocas tan bonitas como S’egli’è ver che amaste un dì, y no sería grave desconocer esta joya de Il più bel nome de Antonio Caldara, si esa no fuese la primera ópera que se representó en Barcelona, el 2 de agosto de 1708 en la Llotja de Mar, y quizás de aquellos vientos vinieran las futuras tempestades.

Il più bel nome era el de Elisabet de Brunswick-Wolfenbüttel, futura esposa del archiduque Carlos de Habsburgo, pretendiente a la corona española y entonces con su corte en Barcelona, que fue quien encargó la obra a Caldara como regalo de bodas: Título completo Il più bel nome nei festeggiarsi il Nome Felicissimo di Sua Maestà Cattolica Elisabetha Christina Regina delle Spagne, el nombre de Elisabet se imponía a los de Juno y Venus en su disputa entre Virtud y Belleza, al aparecer una princesa Elisa que superaba las cualidades de ambas.

La ópera durmió el sueño de los justos hasta que en, 2006, David Magrané la dirigió en el Teatro Metropol de Tarragona. Dos años despues, en su 300 aniversario, Francesc Bonastre lo hizo en el mismo escenario en que se había estrenado, y al año siguiente, fue Emilio Moreno quien la presentó en Lérida al frente de “El concierto español”. De la grabación que hicieron para el sello Glossa poco después es la preciosa S’egli’è ver che amaste un dì del concurso del mes, con la soprano María Espada (Venus), la Il più bel nomecantante de Mérida que el miércoles día 14 del próximo més de Mayo la interpretará en la Sala Oriol Martorell de L’Auditori acompañada por Vespres d’Arnadí, en un muy prometedor concierto que celebra el tricentenario del Onze de Septembre. El argumento de la ópera, de Pietro Pariati, no da para mucho, pero los versos del aria son también muy bonitos.

S’egl’è ver che amasti un dì, / Si es verdad que un día amasteis,
cori amanti, io lo saprò, / amantes corazones, yo lo sabré,
se vedrò che ancor amate. / si veo que aún amáis.
E dirò che fu immortal / Y diré que era inmortal
quella strale che vi ferì, / aquella flecha que os hirió,
se la piaga ancor serbate. / si aún tenéis la herida.

De propina, y para poder poner imágenes siguiendo con Caldara y con descubrimientos de América, Se un cuore annodi de Achille in Sciro, ópera compuesta en el último año de su vida, ya segundo maestro de capilla de la corte imperial de Viena desde hacía veinte años. La tiorba y el pizzicato de los violines subrayan el aire español que tiene la pieza, quizá recuerdo de su paso por la Ciudad Condal. La cantan Philippe Jaroussky y el Concierto Köln, y quien la goce hasta el final comprobará que ni la “n” ni la “y” son un error.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Barroco, Clásica y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s