El Intermezzo en la pantalla ®

Intermedios hay muchos, Intermezzos bastantes, pero el Intermezzo a secas es el de Cavalleria Rusticana. Sin embargo, aunque la ópera fue un grandioso éxito desde su primera representación, la popularidad del Intermezzo, que ha sido siempre su parte más famosa, recibió un nuevo impulso entre todos los públicos gracias al magnífico uso que hizo Scorsese de él para acompañar el calentamiento de Jake La Motta en los  títulos de Toro Salvaje,  con el encapuchado boxeador enfrascado en su pelea contra la niebla de un ring  al que apenas llega nada más que el destello de algún flash. La Motta, como Scorsese y el mismo Robert de Niro, son de ascendencia italiana, como la ópera y como ese emocionante Intermezzo que subraya la épica del personaje.

Luego, Coppola lo emplearía nada menos que para cerrar la trilogía de El Padrino, en Palermo, tras una representación de la ópera, en la que el primogénito del clan había interpretado a Turiddu mientras se sucedían asesinatos en distintos escenarios, cuando en las escaleras del teatro, la hija de Michael Corleone muere al interponerse en un disparo que iba dirigido a él. Y la enorme fuerza romántica del tema del Intermezzo se desborda al rememorarse en la pantalla, inmediatamente después de esa dramática escena, los tres fundamentales bailes de su vida, para apagarse luego como un absolutamente destrozado y consumido padrino. Corleone, desde luego, pero también Coppola y Pacino, son de ascendencia italiana.  Y la sentimental y trágica música de una ópera italiana rubricaba una vez más la nostálgica italianidad y la pretendida humanidad de la mafia mientras el Intermezzo se consagraba como una de las piezas más populares y queridas de la música clásica.

Más discreto y anecdótico, pero muy simpático, es el homenaje de David Chase a Scorsese en el penúltimo capítulo de Los Soprano, cuando Tony Soprano, durante un almuerzo en el que está tomando graves decisiones con otros dos miembros de la familia (su cuñado y su consejero), se da cuenta de que en el restaurante está sonando esa música. Y en esas graves circunstancias se pone a boxear a cámara lenta,  jugando con el consiglieri, recordando, evidentemente, Toro Salvaje, que es donde él habría descubierto la pieza. Porque este capo ya no es ni tan italiano ni tan padrino. Aunque, como Gandolfini, también procedía de la patria de la ópera.

-.-

________________________________________________________________________________

® Hace diez años: Mascagni – Cavalleria Rusticana / Leoncavallo – Pagliacci. Liceo, 11/04/11 – Dios aprieta pero no suelta

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Cine, Opera y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El Intermezzo en la pantalla ®

  1. Josep Olivé dijo:

    La escena final de El Padrino me estremeció en su día y sigue haciéndolo. En cambio no conocía Raging Bull y su escena inicial me ha dejado maravillado. Si no lo veo no me lo creo. Quiero decir que un ambiente de ring, con boxeador calentando entre una densa niebla (o humo?) nunca lo hubiera asociado con la música de este sublime intermezzo. Por cierto, el siempre magnífico Joe Pesci también seguramente de ascendencia italiana, no?. Finalmente, ver al ya maduro Gergiev con batuta no es que me haya impresionado (de jovencito dirigía siempre con batuta) pero sí sorprendido. 🙂

    • José Luis dijo:

      Pues Toro Salvaje es una gran película, y, desde luego, ese arranque es una maravilla, que demuestra lo muy importante que puede ser la música en el cine. Joe Pesci es un hermano de Jake La Motta en ella, pero no sale en El padrino ni, confirmado en la wikipedia, en Los Soprano. Quizas te confundes con Gandolfini, que sí es de ascendencia italiana. O me he perdido algo además de la batuta de Gergiev… estás en todo.

      • Josep Olivé dijo:

        No, no, en Padrino y en Soprano sale Joe pesci, pero sí en Toro Salvaje. Quiero decir que uno más de ascendencia italiana en Toro Salvaje. 🙂
        PD: Me he leído el post dedicado a John Williams. Muy interesante. El debate esta claro: es o no un impostor? Yo estoy contigo. Lo es. Y es una grosería no anunciar las fuentes, que es lo que le convierte en impostor.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s