El anhelo ®

“Siempre he poseído la convicción, inmune a todas las consideraciones racionales, de que en algún momento futuro y sin especificar, el permanente ensayo que es mi vida, con sus numerosas malinterpretaciones, sus deslices y pifias, terminará, y la obra propiamente dicha, para la que me he estado preparando siempre y con tanto ahínco, comenzará por fin. Es una ilusión muy corriente, lo sé, todo el mundo la tiene.

(…/…)

Dado el mundo que Dios creó, sería una impiedad contra él creer en su existencia. No, lo que anhelo es un momento de expresión terrenal. Eso es, eso es exactamente: seré expresado, totalmente. Seré pronunciado, como un noble discurso de clausura. Seré, en una palabra, dicho. ¿Acaso no ha sido siempre mi objetivo, no es, de hecho, el objetivo secreto de todos nosotros, dejar de ser carne y transformarnos por completo en la sutileza del espíritu que ya no sufre? Pum, bam, barrabum, las paredes tiemblan.”

John Banville. El mar.

Más adelante, el protagonista dice: “Toca Chopin muy bien. Espero que no empiece con John Field, eso no podría soportarlo”. Quizas sea la capacidad de sentir y expresar ese anhelo lo que separa Field de de Chopin.

Un Nocturno de cada uno, escogidos con el aséptico criterio de llevar el mismo número, el 10. Aunque…

 

….contar con Sokolov es como jugar con Messi, y sería interesante ver lo que sacaría de Field. Pero ni se ha puesto ni es probable que se ponga, lo cual ya quiere decir bastante.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Varios y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El anhelo ®

  1. Josep Olivé dijo:

    Pues, pues, pues…estoooo, no se como decirlo, peroooooo…mmm…que me gusta más el de Field. Toma ya! No te lo esperabas verdad? Es que el nocturno op.32/2 pues no es de mis preferidos, lo encuentro “sosillo”, con perdón. Algunos otros también, pero hay maravillas excelsas como el op.9/1, op27/1y2, el póstumo en do sostenido menor, y algunos más. Pero de los 21 nocturnos el que a mi me tiene arrebatado es el op.48/1 en do menor: posee tres secciones bien diferenciadas y contrastantes, las cuales, sin alterar ese aire de ensoñación nocturna, transmiten el ímpetu del ideal romántico a más no poder.

    Al piano lo mejor de lo mejor para Chopin: Tamás Vásáry. Por favor, los sombreros.

  2. José Luis dijo:

    Lo cual demostraria que he procurado ser imparcial. 😀 Pero, pongas donde pongas entre las suyas la de Chopin, la parte central me parece muy buena y en conjunto creo que le da mil vueltas a la de Field, que me parece previsible y nada emocionante y que puede matarte en cuanto la repitas un poco. A menos que alguien como Sokolov (que cada vez me parece más el mejor de los mejores) pudiera sacarle punta.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s