El canto de las sirenas (LXVI) – La forma Sonata en Beethoven (1): Un organismo vivo

La forma sonata, tal como cuaja y cristaliza sobre todo en el allegro de sonata en el estilo clásico, en Haydn, en Mozart y en Beethoven, sería quizá la forma musical que del mejor modo responde y corresponde a esa idea regulativa de “organismo viviente”, capaz de superar una simple hilatura rapsódica de danzas, como la suite barroca, o una mecánica contraposición de concertino y ripieno, como en los concerti grossi.

La idea de organismo presupone algo más que la subordinación de las partes al todo. Implica que las partes son, a su vez, reflejos singularizados de la totalidad. Todas las partes del movimiento allegro de sonata, la exposición, el desarrollo, la recapitulación y la coda, o los movimientos primero, segundo, tercero y cuarto de la composición tomada en su conjunto, poseen intrínseca necesidad y exigencia. Nadie puede decir que un movimiento es más significativo que los demás, por mucho que alguno pueda tener cierto carácter de intermezzo, o de movimiento bailable. Si no están compensados y equilibrados la obra revela una carencia e insuficiencia “orgánica” o “sistemática”.

Se está, con ello, definiendo la forma sonata según la interpretación peculiar que de ésta hace Beethoven en su estilo heroico. Ludwig van Beethoven introduce una doble novedad: una integración sistemática de todos los componentes de la pieza, desde el primero al último compás; y una dramatización de esa misma forma sonata de tal índole que sus estructuras formales, sus jerarquías tonales, sus claroscuros instrumentales y sus contrastes temáticos y motívicos sirvan, como es canónico en su estilo heroico, para hacer uso de todo ello, y contar o relatar, de forma plenamente dramatizada, un argumento singular (en el que no es casual que se adivine o barrunte un programa oculto o esotérico).

___________________________________________________________________________________________
Todo lo que en estas páginas aparece en este color verde, son extractos del libro El canto de las Sirenas de Eugenio Trías; en negro están los ajustes gramaticales, lo resumido y todo lo que proviene de su texto. Y en este azul, lo añadido, comentarios propios y definiciones o explicaciones de terceros, generalmente de la wikipedia.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en El canto de las sirenas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s