India III. Azafrán

Ese exterior no parece el lugar más adecuado para aludir al bienestar social, pero el cartel no es propaganda estatal como podría sugerir la bandera que lo preside, sino el anuncio de una de las RWA, asociaciones civiles de Delhi que tratan de defender los intereses de los ciudadanos y a las que no les debe faltar trabajo.

La bandera de la india tiene tres colores: Azafrán, blanco y verde”. Nunca había oído hablar del color azafrán, pariente del naranja o del calabaza que yo hubiera usado equivocadamente en su lugar, todos curiosamente del reino vegetal. A cada cual lo suyo: No tienen naranjas, pero sí azafrán y la más asequible cúrcuma (“Azafrán de la India”) y han escogido su color para ser el primero de su bandera. Dicen que simboliza la pureza, la espiritualidad y la renuncia, todo muy propio para los Hare Krishna (aunque el único que vi iba de turista con una muy material cámara de video) y una conveniente observación a los líderes, pero no sé si un sarcasmo o un imperativo para buena parte de la población.

Seguro que de azafrán no habría ni un hilo en lo que comimos, pero la cúrcuma sobraba. Es el principal ingrediente del curry (que no vi tampoco), y aparecía en muchos de los platos del buffet nuestro de cada día y cada noche, casi siempre con un plato de dudoso pescado, cordero bastante bien guisado y sobre todo pollo, omnipresente en todo el viaje, incluidos los vuelos (el que disfrutamos en el de vuelta merecerá mención especial). Pistos, garbanzos, muchas lentejas, fruta que pocos tomaban por el temor a fastidiarse el viaje, dulces bastante buenos, y yogurt, muy socorrido para intentar quitarse el picante de la boca, que esa era la cuestión a la hora de comer: Pica o no pica. El arroz no, salvo que sea con puntitos, igual que ese pan crujiente moteado. Los guisos muy oscuros, quizá también. Pero lo mejor era esperar a que los más osados o hambrientos hicieran de catadores, aunque eso tampoco era garantía absoluta: ¿Pica? Qué va, un poquito de nada…

No recuerdo haber visto ninguno de esos fotogénicos puestos de especias, y prefiero no acordarme de uno de carne que apenas vislumbré. Las únicas fotos de alimentos que han aparecido son precisamente de esa fruta peligrosa para los guiris bien informados… ¿bien informados?

Pero el azafrán y la cúrcuma, además de ser especias y de sus pretendidas propiedades medicinales, se usan como tinte, y su característico color salpicará nuestro recuerdo de la India, como lo hacían las mujeres en los campos de cultivo (En esa zona trigo y mostaza, usada sobre todo para obtener aceite. Qué iguales somos)

Color frecuente de las ropas que lucen en las fiestas, pero también cuando estan de faena,

 o tomando el fresco todo lo tranquilamente que los impertinentes turistas les permitimos.

Foto de Ramón

Colores siempre vivos y que en todo momento las hacen visibles, como este grupo que desciende de una camioneta averiada,

color también presente en los turbantes, como en el de este anciano que nos recibió en el palacio-hotel de Samode en donde hicimos parada para comer en el trayecto DelhiJaipur, poniéndonos a todos en la frente un «tilak», ese pequeño punto rojo en la frente que simboliza el tercer ojo y que también puede llevar cúrcuma como colorante,

Foto de Ramón

y color de la única prenda (no hay gasto de pañales) del protagonista de esta historieta, que contempla primero como se alejan sus padres y luego cómo se le aproxima una motocicleta,

de la que es salvado por un coleguilla que no deja de sonreirnos como los demás vecinos.

Y aunque en esta foto no haya nada de color azafrán,

aprovechando que el Turia pasa por Valencia (variante adecuada por ser tierra de naranjas y de amigos de esta casa) y que algunas de las prendas que hicieron poner a las mujeres del grupo para la visita sí que eran de ese color, aquí tenemos la mezquita Jamma Masjid, primera cita en la vieja Delhi, con mucho cansancio a cuestas  tras los vuelos y un día lloviznoso y tristón.

Es la mayor mezquita de la India y el principal centro de culto de una religión minoritaria, como nos recalcó el guía más de una y de dos veces, que parecía como si al final del viaje nos fueran a examinar:  “80 por ciento hinduismo, 20 por ciento otras religiones:  budismo, islamismo, sijismo, cristianismo, jainismo…” Claro que la primera vez nos hizo una precisión previa gracias a la que nunca meteremos la pata como el chico de este video, por lo demás tan malo que yo lo dejaría nada más detectar el patinazo.  Para los que no lo encuentren, el castigo será tener que tragárselo entero pero al final de la página tendrán la solución.

En esa mezquita nos encontramos con lo que iba a ser una constante en el viaje: Obras construidas por emperadores mogoles, y uso de marmol y arenisca roja. Y con un templo que se reducía a la sala de oración que puede verse en las fotos, como una calle porticada a la que podía accederse por cualquiera de los arcos de la fachada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La lámpara pende de la cúpula central. Un espacio relativamente pequeño bajo lo que parecía prometer algo mas espectacular, especialmente dado el tamaño de la entrada

y el del patio que este hombre limpiaba a latigazos.

Desde otra entrada, la vieja Delhi, muy necesitada de lo que representa el color del azafrán,

que era también el color de nuestro autocar,

Foto de Borja

indio hasta las cejas. O hasta la niña de los ojos, para ser más exactos.

________________________________________________________________

Wikirespuesta

En español, la palabra hindú se utiliza para referirse a los que profesan el hinduismo. El hecho de que la mayoría de la población de la India profese el hinduismo, junto con el deseo de evitar la ambigüedad del gentilicio indio (usado también para designar a los aborígenes del continente a0mericano), explica que prácticamente desde su introducción al español en el último tercio del siglo XIX se haya usado también esta voz para designar a los naturales de la India.

Pero nuestro guía en particular y los indios de la India en general prefieren que les llamen indios, que es lo correcto, sobre todo si pertenecen al 20 por ciento de musulmanes, sijs, budistas, cristianos… (creo que me lo aprendí).

________________________________________________________________

Propina musical previsible: La Rosa del Azafrán de Jacinto Guerrero. Canción del segador. Manuel Ausensi. No pega ni con cola, pero quizás venga bien, como el yogurt para quitar el picante.

________________________________________________________________

DEL PROGRAMA DEL VIAJE

Mezquita Jamia Masjid.  La mas grande de la India y principal centro de culto de los  musulmanes. Situada frente al Fuerte Rojo, la mezquita fue construida por el emperador mogol ShahJahan entre 1644 y 1658. Se dice que participaron más de 500 artesanos en su edificación aunque el arquitecto principal fue Ostad Khalil.

Shah Jahan quería construir una réplica de la MotiMasjid, la mezquita de la ciudad de Agra. El resultado fue una mezcla de los estilos arquitectónicos mongoles e hindúes. La mezquita está construida en lo alto de una pequeña colina a la que se accede por una escalinata.

 La sala principal de oración está situada en la zona oeste. Con unas medidas de 61 metros de largo por 27,5 de ancho, el edificio está rematado por tres cúpulas hechas en mármol blanco y negro. El extremo de estas cúpulas está decorado con oro. En el interior de la sala se encuentran diversas tablas de mármol blanco que contienen inscripciones que narran la historia de la mezquita.

En los laterales de la Jamia Masjid se encuentran dos minaretes de 40 metros de alto a los que se puede subir por una escalera de 139 peldaños. El patio principal, realizado en arenisca roja, tiene una capacidad de 25.000 personas. La mezquita contiene algunas reliquias del profeta Mahoma: un pelo, una sandalia y la huella de su pisada.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Mundo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a India III. Azafrán

  1. miquelgascon dijo:

    M’agrada l’estil «atípic» de la teva descripció del viatge a l’Índia. No fas una relació de dia per dia i trobo que això li dona força mes «vida» als teus relats. Son com petits bombonets que ens vas mesurant i que ja saps que molts estem esperant dia a dia.

    • José Luis dijo:

      Moltes gracies i feliç de que t’agradi. No sé ni com ho faig, se m’acudeix una idea i la segueixo, i moltes coses surten sobre la marcha, com a una conversació. A vegades em sembla un xurro (no de sort sino de de desastre), pero com a minim marejo, ¿no?

  2. Mari-Carmen dijo:

    José Luis, GENIAL !! Me encanta tu estilo, donde mezclas ironia y sensibilidad y encima nos das propinas de humor y música … Yas ves que me he convertido en fan !!

    No pares, sigue,sigue….

  3. Mari-Carmen dijo:

    Un templo reducido a una sala de oración, calle porticada a la que pueda acceder todo el que quiera rezar … es lo que debería ser cualquier templo de cualquier religión …. si es que tienen que haber religiones …. claro que sin religión que conforte de tanta miseria en la India se tendría que haber montado un cristo de mil faroles !!!!

    • José Luis dijo:

      Muy bien visto lo del fácil acceso.

      No estoy seguro de que sea la religión lo que les contenga, o al menos, que antes de ese huevo no haya una gallina llamada adaptación que les haya hecho capaces de ser como son para sobrevivir ahí. Y me callo, que me parece que me has dado pie para enrollarme en otra página y no ando tan sobrado de ideas.

      Gracias por tus elogios. Mi especialidad son las propinas. Soy un disc-jockey frustrado.

  4. Angels dijo:

    Me ha gustado mucho lo que cuentas y como lo cuentas .Ahora he comprendido porque ,una sobrina mia a la que llevo12 años (es que estoy ,muy mal situada) me
    trajo ropa para un sari y era de color «azafrán» con unas cosas azul oscuro y con el
    cual me hicieron un traje de noche «informal» para algunas noches de verano.
    Me ha gustado como te has fijado que el «churumbel» no usa pañal (son muy caros).
    Te explicas muy bien, como si estuvieramos en una tertulia y eso le da un encanto
    especial, me sumo a Miquel,que hace unas observaciones muy buenas,!Y TU MÁS!!
    UAsssssss.

    • José Luis dijo:

      Voy a engordar más que en la India, que de los desayunos no he hablado y me ponía las botas. Mil gracias. Pero ahora me has dado motivo para atreverme a hacerme de rogar, y no esperes otra entrega antes de tres o cuatro días. 😉

      UAssssss.

      P.S. ¿Qué es eso de que estás mal situada?

  5. Angels dijo:

    Hombre,pues eso ,con mi hermano y padre de esta sobrina me llevo 12 años y con sus hijas mayores tiene 7 me llevo 12 con la mayor y las dos siguientes ves bajando luego vienen chicos y otras chicas, y yo me entiendo más con las sobrinas mayores que con su padre. Con mi hermana me llevo 16 años y con su hijo mayor (que es mi preferido)
    solo me llevo 7,y asi con todos.!Esto no es plan ,podían haberlo planificado mejor!!
    Me entiendes ¿no ? Bueno ya ves que mal montada que está mi familia Adiós y UAssssss

  6. Pingback: ¿Peligrará también la caza del viudo? ® | Ancha es mi casa

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s