EBNDCD – El adiós de Harnoncourt, el adiós de Bach

Harnoncourt

Cuando la televisión alemana 3Sat entrevistó a Nikolaus Harnoncourt para un extenso documental sobre su vida que emitió con motivo de su 85 cumpleaños, acabó preguntándole que, si estuviera en su mano decidirlo, cuál sería la última música que le gustaría escuchar antes de morir. Él, que ya se intuía entonces herido de muerte, bajó la cabeza, arqueó las cejas, sopesó la respuesta durante 14 larguísimos segundos y, por fin, alzando de nuevo la mirada, contestó: “Quizás el coral que se encuentra al final de El arte de la fuga”. Y, tras dejar sonar un nuevo y elocuente silencio, como los que tan bien sabía moldear desde el podio, dijo el nombre del coral de Bach: “Vor deinen Thron tret’ ich hiermit” (“Con esto me presento ante tu trono”)

Luis Gago, El Pais, 6/3/2016

Vor deinen Thron tret’ ich hiermit, / Ante tu trono me presento ahora,
o Gott und dich demütig bitt: / oh Dios, y te ruego humildemente
wend’ dein genädig angesicht / que no apartes tu clemente rostro
vor mir betrübtem Sünder nicht. / de mí, pobre pecador
(…)
Ein selig Ende mir bescher, / Otórgame un fin dichoso,
am Jüngsten Tag erweck mich, Herr, / despiértame en el Día Final, Señor,
dass ich dich schaue ewiglich. / y que te contemple eternamente.
Amen, Amen, erhöre mich. / Amén, amén, escúchame.

Al citar expresamente el título de ese coral, parece evidente que Harnoncourt se identificaba con su significado. Pero quizás también quería hermanarse con Bach, que sabiéndose en su lecho de muerte y consciente de la relevancia de sus últimos gestos, dictó una nueva armonización del coral Wenn wir in höchsten Nöthen sein (“En la hora de mayor necesidad”) para otro de los textos luteranos con esa melodía: El Vor deinen Thron tret’ ich hiermit (“Ante tu trono me presento ahora”) que eligió Harnoncourt, y que hoy conocemos como Coral del lecho de muerte, en el que el temor es sustituido por la esperanza.

La partitura que se interpreta en el video lleva el título Wenn wir in höchsten Nöthen sein porque cuando, póstumamente, se publicó el coral añadido como un apéndice a El arte de la fuga, se hizo por error con ese título, el del otro coral luterano con la misma melodía que Bach había armonizado e incluido en su Pequeño libro de órgano. Pero el nuevo arreglo que hizo poco antes de morir y se tiene por su última composición, fue a partir del coral con el otro texto, el que mira a la muerte con mayor serenidad y confianza: Es con él con el que encajan las frases musicales de Bach y el que canta aquí el Coro Monteverdi de Sir John Elliot Gardiner.

El adiós de Harnoncourt, el adiós de Bach. Afortunadamente podemos seguir disfrutando de los dos.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Barroco, Sacra y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a EBNDCD – El adiós de Harnoncourt, el adiós de Bach

  1. Timamot dijo:

    Molt bé el post. L’últim vídeo és magnífic! Fins i tot emociona. Quina energia al servei de la música de JS Bach!

    • José Luis dijo:

      M’agrada que t’hagi agradat. La expressió desorbitada de Harnoncourt queda fatal a les instantànies, però als vídeos, és la de un apassionat, i com dius, emociona.

  2. Sí, yo también creo que Bach le habrá dado un gran abrazo.

  3. Josep Olivé dijo:

    Mañana vuelvo a leer este post. será ya la cuarta vez. Te juro que no he tomado nada. Pasa la prueba. Es que me hago un lio monumental con los dos corales que mencionas: Wenn wir in höchsten Nöthen sein (“En la hora de mayor necesidad”) y el El Vor deinen Thron tret’ ich hiermit (“Ante tu trono me presento ahora”). O tengo un sueño morrocotudo o realmente la prosa te ha salido un tanto confusa. En la partitura completa que tengo se finaliza con el coral citado en primer lugar. Y bueno, tal vez me pase de quisquilloso pero la toma de primer plano del organista con ojos alzados a la partitura me parece poco amable para con él. Eso si, las teclas de l’órgano con curiosos adormos dorados. Eso si, Bach y Hannoncourt juntos ahora. Espero que queden entradas, pero para cuando toque. No hay prisa.🙂

    • José Luis dijo:

      1. Sinceramente, me emociona que llames a eso prosa. Veamos ahora: Dos textos, Wenn wir y Vor Deinen, con la misma melodía. Bach, en su súltimos días, trabaja de nuevo sobre la música con el texto Vor Deinen en mente. Pero al editarla le ponen el título Wenn wir, cosa que en el órgano no se nota, pero sí cuando se quiere cantar, porque no encaja.

      2. De acuerdo con tu apreciación, el señor organista es alemán pero en ese plano parece un lord inglés en rebajas. A mí tambien me gusta mucho como tiemblan las teclillas cuando las suelta 🙂

      3. Ninguna prisa, ni para hacer cola. ¿Alabar a Dios? Pues vayan enjabonándolo, que ya vamos.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s